Virgen de Dolores de la Recolección ‘mi Chinita’ ¡me llamó!


Anécdota de: Gabriela López.

Soy devota cargadora desde niña, toda mi vida me inculcaron la devoción hacia nuestras imágenes, siempre he cargado en la Antigua, pero a partir del 2015 empecé a ser cucurucha capitalina. He tenido bastante devoción hacia ciertas imágenes de los templos capitalinos, pero de mis mas grandes devociones hasta hace unos años es Jesús del Consuelo y su hermosa madre la Virgen de Dolores de la Recolección, a quien muchos la reconocen como «la chinita».

Virgen de Dolores de la Recolección (1)
Virgen de Dolores de la Recolección

El primer o segundo sábado de cuaresma soñé con la procesión de Jesús del Consuelo y la hermosa chinita, pero como yo no tenía la costumbre de salir a las procesiones de la capital, yo no sabía que día salía esta procesión porque tenía muchos años de no verla. Entonces, llamé a un amigo que vive en el barrio recoleto y me dijo que la procesión de La Recolección salía el sábado antes de ramos o como lo conocen en la capital «Sábado del Consuelo».

En ese momento, yo me prometí que iría a cargar a la hermosa chinita y acompañar a Jesús del Consuelo así como se me habían presentado en mi sueño. Pero el tiempo pasó y por diversos motivos ya no me pude inscribir para cargar y hasta mi plan de ir a ver la procesión se desvaneció. Pero ese viernes de dolores, otra vez soñé a mi chinita y con todo el dolor de mi corazón le dije «No madre, lo siento, pero no podré ir a verte.» Y ese mismo día en la tarde, una amiga me llamó diciendome que ella tenía turno para Sábado del Consuelo pero que no iba a poder ir a cargar y que me regalaba el turno, yo, ni dos veces le dije que ¡sí!, y en ese momento comprendí que mi chinita definitivamente quería que la cargara por que hasta turno extraordinario me concedió.

Sábado del Consuelo llegó y yo no tuve mas que agradecerle con lágrimas en los ojos por haberme dado ese honor de llevarla en hombros, y por haber hecho todo lo posible para que yo estuviera allí con ella y su amado hijo.

Este 2016, mi turno para estar con ella por segunda vez, y primeramente Dios yo seguiré con ella hasta que me lo permita.

¿Qué has vivito tu entorno a nuestras tradiciones? envía tu anécdota y nosotros la compartiremos en el sitio.

Enviar mi anécdota aquí.


Acerca de Cucurucho en Guatemala

Este espacio es de libre opinión, por tanto, no significa que el proyecto Cucurucho en Guatemala comparta los ideales, testimonios o comentarios que en esta sección se encuentran. Los autores de las anécdotas son de propiedad de quien las envía y nosotros únicamente las publicamos.