‘Una Lágrima’ en mi turno del Viernes Santo del Templo El Calvario

Músicos interpretando una marcha fúnebre

Músicos interpretando una marcha fúnebre

Integrantes de una banda de procesión.

(Texto original de María Luisa Monterroso)

Mi anécdota inicia cuando un Jueves Santo fui a traer mi turno al Templo El Calvario, para la procesión del Cristo Yacente y Virgen de Dolores. Lo recibí,  cuando mi sorpresa fue que al revisar el croquis del recorrido, me tocó el turno de la 18 calle y 7 ma. Avenida de la zona 1, un muy buen turno.

Sin embargo, me partió el corazón al ver en el itinerario que el siguiente turno al mío, se tocaría «Una Lágrima», la marcha oficial de Jesús de Candelaria “Cristo Rey”, el de mis amores; me quedé muy triste por ello.

El Viernes Santo, llegué a la dirección y al tomar mi turno, inició la banda de músicos y ejecutó la respectiva marcha… ¡era Una Lágrima!, entonces confirmé que fuera mi turno y le agradecí a Dios por la gracia recibida.

¿Y tú hermano Cucurucho, tienes una historia o vivencia que contar? ¡Compártela en nuestra sección Anécdotas!

Author: Esvin Lopez