¡NI UNA GOTA DE AGUA, NI UN TROZO DE PAN! Occidente, la solemnidad por excelencia.

En el occidente del país, encontramos los departamentos de Quetzaltenango y Totonicapán. Ambos departamentos se caracterizan por sus sitios culturales y majestuosos paisajes, así como conservar paz en muchos de sus lugares. Pero no solo la paz o la belleza envuelve a estos dos departamentos de Guatemala, sino que hay algo que los caracteriza y diferencia de todos los otros departamentos en esta época especial para el cucurucho. ¿Cuál es esa característica? No es ni la tradición de sus cortejos procesionales, ni su basta gastronomía ni sus imágenes preciosas, sino la SOLEMNIDAD que guardan desde que los cortejos procesionales existen en sus cabeceras.

QUETZALTENANGO

Xela, como se le conoce, no tiene nada que envidiarle a los cortejos de Antigua o la ciudad capital, aunque poseen plataformas más pequeñas y la mayoría de sus imágenes no suenan con mucha fuerza en los departamentos centrales de nuestro país los quetzaltecos guardan un orden impecable en sus filas. ¿Cuál es el secreto? Es casi nula la participación de devotos cargadores como se conoce, en Xela no venden turnos por cuadra como es costumbre en otros lados, sino que para cargar debes adquirirlo con la Hermandad y comprometerte a no salirte de la fila y acompañar el cortejo procesional de principio a fin. Así mismo, los socios de la mayoría de hermandades son los únicos que pueden participar del cortejo procesional ya que ellos pagan una cuota anual que mantiene la institución, esta misma manera de mantener las instituciones ha permitido que se lleve un control de la cantidad de cargadores y los turnos a realizar, es normal que un socio cargue entre 5 a 8 veces por cortejo procesional en Xela. Entre las hermandades con más socios podes contar a las del Señor Sepultado de San Nicolás, Jesús Nazareno de San Juan de Dios, Justo Juez y Señor Sepultado, estas últimas de la Catedral Metropolitana.

¿Algo más?

Si, existen socios de las hermandades, siendo directivos de las mismas o colaboradores, desempeña el papel de CELADORES de las filas, ellos o ellas están encargados de mantener el orden en la fila. ¿Cómo? No queremos asustarte ni mucho menos, pero la realidad es la siguiente, al ser socio de la Hermandad aceptas ciertas prohibiciones, estas prohibiciones son el secreto para guardar el orden, respeto, silencio y solemnidad del pueblo de Quetzaltenango y son las siguientes:

  1. No puedes salirte de la fila, una vez iniciado debes terminar el cortejo procesional (si tienes una emergencia o necesidad, el celador te sacará de la fila, velará por ti y volverá a integrarte a la fila).
  2. No puedes mascar chicle, comer ni beber nada, es parte de la penitencia.
  3. No puedes ir con tu pareja de la mano, si quieren verte deben hacerlo fuera de la fila.
  4. No puedes platicar con nadie dentro o fuera de la fila, el silencio es el mayor respeto para Jesús y María y da paso a una mejor oración y reflexión.
  5. No puedes llevar cámara ni posar para las fotografías, “Es un cortejo procesional no un desfile.”
  6. No puedes usar ni revisar tu celular, todo puede esperar si Dios esta en ese momento con nosotros.
  7. No puedes llegar en estado etílico o bajo efectos de otras sustancias.
  8. No puedes cruzarte de un lado a otro de las filas por ningún motivo, ni siquiera a las personas que están viendo el cortejo se les permite cruzarse dentro de las filas del cortejo.
  9. Debes usar la túnica o traje oficial, de lo contrario no se te permitirá cargar, aun cuando sea la debida pero tenga daños. Tu indumentaria es revisada antes del cortejo hasta los calcetines literalmente.
  10. Debes mantener tu postura y llevar las manos atrás siempre, a menos que estés participando de un cortejo nocturno y llevando una candela y su farolito, tus manos deben estar siempre atrás, en tu espalda.

¿Ya te asustamos?

Pues eso no es lo último, si infringes una de estas reglas, el celador puede sacarte de la fila para mantener la solemnidad del cortejo o incluso, dependiendo de la falta y si eres socio puede involucrar una sanción.

TOTONICAPAN

Totonicapán es un pueblo que vive la Semana Santa con fe, devoción pero sobre todo Solemnidad, los cortejos procesionales totonicapenses se caracterizan por ser una muestra de orden y penitencia Y oración, los socios cargadores, al igual que en Xela, al momento de realizar su inscripcion se someten voluntariamente a una serie de prohibiciones dentro de las cuales se encuentran: El no poder salir del cortejo procesional desde que son organizados los turnos hasta que el cortejo haya finalizado, no es permitido el consumo de bebidas ni algún alimento, no es permitido el uso de barba ni cortes de cabello inadecuados. Es muy similar al orden que mantienen los quetzaltecos.

El porque de este tipo de prohibiciones simplemente es conservar la escencia de lo que es un cortejo peocesional, un momento.de Oración y meditación, es un momento de reflexión y acercamiento a nuestro Señor.

 

Si tu deseas observar o ser partícipe de esta muestra de solemnidad rigurosa en el occidente del país, te invitamos a que visites Quetzaltenango o Totonicapan en esta semana santa y compruebes con tus propios ojos que hablamos muy enserio cuando hablamos de la solemnidad del occidente del país… y que muchos desearíamos que fuera así en todos lados. ¿O no?