Tu eres Pedro con la Virgen de Dolores de Candelaria

Procesión de Jesus de Candelaria Cristo Rey 2015, Jueves Santo, Parroquia Candelaria

(Texto original de Manuel Zuñiga)

El viernes de dolores mi novia y yo fuimos a recoger nuestros turnos a Candelaria. Entramos a la Iglesia, porque queríamos abrir nuestros sobres frente a Cristo Rey y la Santísima Virgen de Dolores de Candelaria. Cuando abrí mi sobre, me emocioné al ver que después de 3 años, regresaba a cargar en el Parque Colon; Mi novia abrió su sobre y era el turno 118, unos cuantos antes de la entrada. “Hay mi amor, ahora solo turnos tarde le han tocado, pero que lindo cargar de noche”, le dije.

Lo que hacía más bonito el turno, era que la marcha a interpretar según el programa era “Mater Dolorosa”, nos dimos cuenta que en el turno 117 iban a interpretar “Tu Eres Pedro”, la marcha favorita de mi novia, por lo que le indiqué “Mire mi amor, un turno menos y le toca con “su marcha favorita”, pero no importa, lo importante es llevar en hombros a la Virgencita”.

Llegó Jueves Santo y caminamos por varias horas acompañando la procesión, cuando terminé de cargar mi turno a eso de las 10 de la noche, me comentó que creía que no iba a cargar el turno porque era demasiado tarde y no había quien la acompañara, a pesar del cansancio y que al día siguiente mi jornada con el Cristo del Amor iniciaba a eso de las 8 de la mañana por pertenecer a la Hermandad; aún así decidí llevarla, porque no quería que volviera a perder un turno (ya había perdido el de San José, porque había sido muy tarde).

Cuando se acercaba su turno, pude escuchar con la Banda de Jesús “Pescador de Hombres”, la cual es una marcha que me trae recuerdos de mi abuelita, porque a ella le gustaba mucho la canción en sí y precisamente con ésta melodía la enterramos. Cuando el reloj marcaba la 1:10 mi novia tomó su turno e inicio el cruce de la 14 avenida y 3ª. Calle zona 6; al finalizar el cruce y unos cuantos timbales después, las trompetas suenan interpretando “Tu Eres Pedro”, sentí que el corazón se me iba a salir y un par de lágrimas corrieron por mis ojos, porque sabía que ese turno iba a ser más que especial para mi novia, precisamente porque su marcha estaba sonando.

Al terminar el turno me abrazó y me agradeció por haberla acompañado al que había sido de los mejores turnos de su vida. A la fecha no sabemos si el programa iba corrido una marcha o si fue algún error, pero sentí una gran satisfacción de haberla acompañado.

Cuenta tu anécdota cucurucha!

Contar mi anécdota aquí