Cargando

Un nombre, una marcha, un turno.

Esta anécdota se quiso escribir desde hace muchos meses, pero era imposible terminarla. Empezaba a escribirla pero luego tenía que borrarla sin saber la razón. En la entrega de turnos de Jesús de Candelaria conocí…