Sesión fotográfica: Dolorosa de La Resignación.


Cucurucho en EL Salvador, tuvo más que un privilegio: El honor de realizarle una sesión fotográfica a la imagen de La Señora Dolorosa de La Resignación de Ayutuxtepeque, El Salvador.

Los corresponsales salvadoreños: Katya Flores, Raúl Martínez, Juan Carlos Campos, Alexis Najarro, Fabricio López y Guillermo Granados realizaron una sesión fotográfica a la hermosa Imagen de La Señora Dolorosa de La Resignación. Una sesión que nos dejó impresionados por la increíble organización que La Fraternidad Servidores de Cristo poseen y un trato especial, solemne y de mucho amor que le san a su patrona.

Raúl Martínez nos comparte: «La imagen es hermosa; pero lo que la hace más hermosa y valiosa: es el amor que sus fieles le tienen; ya que el trato que ellos le dan te lleva a entender que tan grande es, y en base a eso también uno como que comprende la magnitud de lo que tiene enfrente y así lo tratas. Yo hasta coibidito me sentía por no faltarle el respeto«.

Guillermo Granados nos dice: «Yo la había visto en fotos; pero tenerla enfrente me hizo sentir una paz; esa paz que el mundo no entiende. No sabía como era posible que se me permitiera fotografiarla. Me enamoré de Ella«.

Un acto muy solemne que La Fraternidad realizó para trasladarla desde su capilla de veneración al lugar donde sería fotografiada. Entre incienso y el sonido de la matraca, con un respeto tan especial: La Hermandad realizó el traslado y con mucho amor le arreglaron su hermosa túnica para que Ella luciera tal como es: ¡HERMOSA!.

Finalizando la sesión, La Fraternidad la traslado nuevamente a su capilla de veneración. Luego, no sabíamos que mas íbamos a hacer, y se llegó el momento de compartir La Fraternidad de Servidores de Cristo y Cucurucho en El Salvador: Un refrigerio con el cual llegamos a conocernos más, de conocer más su historia, su labor y su crecimiento. la1 la2 la3 la4 la5 la6 la7 la8 la9 la10 la11 14642724_255009908229074_1965990891_n 14642759_255009884895743_994979871_n 14658180_255009901562408_930270939_n 14643069_255009928229072_648471608_n 14686268_255009881562410_23956828_n 14686673_255009898229075_1065162224_n 14697107_1143719012374802_1957835473_o-1 14632556_1143719582374745_1868660945_o 14614254_1143719599041410_663327531_o 14647209_1143719575708079_361535202_o 14689153_1143719659041404_692210338_o 14647483_1143719605708076_1735378279_o 14614502_1143719489041421_1338904725_o 14699559_1143719635708073_1524332451_o 14632536_1143719495708087_1471715768_o 14672680_1143719395708097_1675197623_o 14618766_1143719609041409_342635704_o 14677971_1143719629041407_1861700328_o 14699407_1143719679041402_1219147178_o 14689161_1143719755708061_1796962661_o 14689833_1143719722374731_2043230258_o 14672878_1143719752374728_438163432_o 14689754_1143719705708066_947669852_o 14646726_1143719759041394_1722169016_o 14690001_1143719649041405_1185207456_o 14677863_1143719675708069_586064262_o 14697076_1143718809041489_1707065752_o-1 14699553_1143718755708161_596056412_o-1 14646550_1143719035708133_951180173_o 14646758_1143719052374798_788358303_o 14699607_1143719062374797_2039678676_o 14699553_1143719329041437_1614606958_o 14677890_1143719032374800_1905875236_o 14672628_1143719355708101_950429933_o 14689827_1143719015708135_240175083_o 14678095_1143719039041466_314101900_o 14689316_1143719009041469_803714585_o 14697107_1143719012374802_1957835473_o 14689997_1143718835708153_957794363_o 14697279_1143718799041490_1096249957_o-1 14647303_1143718842374819_2041196242_o 14677971_1143718845708152_339978879_o 14697293_1143718839041486_1001104353_o 14697164_1143718859041484_1901563577_o 14614372_1143718812374822_1039105754_o 14697076_1143718809041489_1707065752_o 14699553_1143718755708161_596056412_o

Author: Luis Granados

Corresponsal de Cucurucho en Guatemala, en El Salvador.