Inicio » Curucucho » Vivencias » El Señor Sepultado de San Mateo, Quetzaltenango

El Señor Sepultado de San Mateo, Quetzaltenango

RESEÑA HISTÓRICA  –  SEÑOR SEPULTADO DEL MUNICIPIO DE SAN MATEO, QUETZALTENANGO

“Tomado de las memorias de la Hermandad…”

En los años 40 en el municipio de San Mateo, Quetzaltenango. Fungían como autoridades el alcalde,  4 regidores,  1 síndico y 1 secretario.

Años donde ya existía un templo en el municipio de San Mateo para recibir a todos los fieles y que solo se celebraban misas en tres fechas importantes durante el año, que eran:  Día de SAN MATEO APÓSTOL, DIA DE SAN JOSE PATRIARCA, Y DIA DE CORPUS CHRISTI. Los sacerdotes que celebraban las eucaristías eran traídos de la parroquia de San Nicolás de la ciudad de Quetzaltenango  a caballo porque no había medios de transporte público ni privado. Los sacerdotes eran de origen ITALIANO y celebraran las misas en latín.

Y que eran recibidos por  don PASCACIO LOPEZ Y JULIAN PEREZ, que eran los sacristanes del pueblo que se encargaban de  la limpieza,  del cuido de los objetos  y de ayudar al sacerdote en el altar  para celebrar las misas y que hacían un servicio por fe sin recibir nada económicamente.

Y las autoridades municipales veían el bienestar de la población en todos los ámbitos, porque se preocupaban también en la religión católica. Y que  en ese entonces existían 2 cofradías principales en el municipio que eran LA COFRADIA DE CORPUS CRISTI Y COFRADIA DE SAN JOSE, que estaban a cargo de las personas ediles, autoridades que nombraban de forma obligatoria a los vecinos a servir por un año cada cofradía para mantener y crecer la fe en cada uno, como también que no se perdieran las costumbres y tradiciones en el municipio.

En el año de 1,947 por tener interés en seguir cultivando el amor a DIOS, se enteran los cofrades de este municipio que en la ciudad de Quetzaltenango estaban vendiendo una imagen de SEÑOR SEPULTADO,  se reunieron y se   ponen de acuerdo  las personas principales reconocidas por su buenos principios y servicio    aportar de parte de la cofradía de San José lo económico,  para el pago de la imagen.

Entre las personas que estuvieron presentes para ese acto tan importante fueron los señores:  Nicolas Garcia, Felipe Castillo, Geronimo Alvarado, Virgilio Sanchez, Pascacio Lopez, Pedro Garcia, Pablo Acabal, Guillermo Alvarado, Arnulfo Mazariegos, Pablo Ramirez, Francisco Javien Ordoñez, Anatacio Pedro Ordoñez, y Marcelino López Bravo siendo el joven dentro de todos los señores y hoy en día siendo el único socio activo dentro de la hermandad, se reunieron de madrugada,  saliendo a las 3 de la mañana del municipio de San Mateo dirigiéndose hacia el lugar denominado los CHOCOYOS de la cuidad de Quetzaltenango, llegando al lugar donde se encontraba la imagen del SEÑOR SEPULTADO a las 5 de la mañana. Cuando llegaron a la casa de la Familia Mejía, ya lo tenían listo en el patio de sus casas, todos los presentes estaban de rodillas, haciendo rezos para hacer la entrega.

Seguidamente salieron del lugar a las 6 de la mañana de regreso a San Mateo trayendo al Señor Sepultado en hombros como se lo merece sin detenerse a pensar ni un momento de como y cuando llegarían a San Mateo y sin tomar en cuenta cuanto tenían que caminar.

Fue así como emprendieron el viaje de fe, penitencia, alegría,  emoción y todo esto se transformo en  bendición para todos las personas  que  traían a la imagen  en hombros  y que en base a ese esfuerzo que ellos hicieron  hoy en día se sigue gozando de esa bendición .

Así pasando por los lugares de Quetzaltenango, el calvario, nuevo león, el arenal, el lateral, la subida de chuicabal pasando por las afueras de la ciudad por el barranco grande, las 3 cruces, bajando por el barranco del matasano para pasar a visitar a los hermanos del pueblo de la  esperanza, porque así lo habían pedido algunas personas del lugar.  

Saliendo de la esperanza volvieron a tomar el camino de herradura que era utilizado por los comerciantes, estando mas cerca del municipio de San Mateo, Don Nicolás García que en paz descanse, envía a Don Marcelino López Bravo a su casa a traer unas bombas y el mortero.

Cuando él regresa,  a lo lejos ve la imagen de señor sepultado, que ya viene por el lugar  llamado los cerezos. Que radiaba una luz de amor en una gran procesión, era acompañado por personas del municipio de San Juan Ostuncalco, Concepción Chiquirichapa, Los Duraznales, Cajola y Tuilcanabaj que fueron invitados para su llegada.

Cuando vinieron al municipio, la imagen fue colocada dentro del  templo católico de estilo colonial que era testigo y cobijaba a todos los feligreses por su fe y devoción, creando una gran fiesta en este municipio.

Nombrando también al Señor Arnulfo Mazariegos como padrino de la imagen por ser la persona de mas edad en el municipio. Fue así como ya muchos de los que estaban en las otras cofradías pasaron a ser parte de la HERMANDAD DEL SEÑOR SEPULTADO y San Mateo, cambio totalmente porque ya las actividades tuvieron mayor colorido y realce para las actividades de SEMANA SANTA.

Actualmente continuamos manteniendo en hombros los que hoy estamos al frente de la hermandad lo que un día nuestros antepasados desearon que nosotros tuviéramos y lo cuidaremos.

Hoy, hay algunas personas descendientes de los que trajeron a señor sepultado a este municipio como lo son: Don Marcelino Lopez Bravo, Eleuterio Alvarado hijo de Don Guillermo Alvarado, Vicente Mazariegos, hijo de don Arnulfo Mazariegos, Domingo Alvarado Y Cristobal Alvarado hijos de Don Gerónimo Alvarado. Elubia Garcia, hija de don Nicolás García. Carlos Castillo hijo de don Felipe Castillo. Y durante todos los años que han pasado ya varios se nos  han adelantado  que  sirvieron  como presidentes y socios, personas que fueron bastiones  que dejaron  huella en las filas de esta hermandad y  se  han agregado hoy en día  señores, señoras, jóvenes y niños.

CONSAGRACIÓN DEL SEÑOR SEPULTADO DE SAN MATEO

La imagen del Señor Sepultado de San Mateo sera consagrada este próximo sábado 19 de agosto. Pero antes de tan sublime acto, la imagen sera trasladada en cortejo procesional a partir de las 15 horas desde el hogar del Señor Presidente Don José Michael Lopéz (1era Ave. 1-48 zona 3, San Mateo) hacia el templo mayor del municipio donde sera consagrado.