“San Nicolás” – Letra de la marcha fúnebre

Es bien sabido que la marcha fúnebre “San Nicolás” del maestro Víctor Manuel Guerrero es muy conocida en Guatemala, siendo una de las más bellas y muy solicitada en los cortejos procesionales de ciudad de Guatemala y Antigua Guatemala, incluso en otras ciudades durante los cortejos procesionales a lo largo del año. Dicha marcha fúnebre, dedicada a la C.I. del Señor Sepultado del templo del Sagrado Corazón de Jesús, parroquia San Nicolás de la ciudad de Quetzaltenango, junto a “Señor de San Nicolás” o “Señor Sepultado de San Nicolás” puede ser escuchada en una salida de viernes santo, tercer domingo de noviembre para la Velación Anual del Cristo Yacente o cuando la Hermandad de San Nicolás participa de algún turno en un cortejo procesional a donde es invitada. Pero ¿Sabías que la marcha fúnebre posee una letra? Y si la has escuchado, ¿Sabías qué posee un trasfondo?

Según nos cuenta el creador de la letra, Wilson Antonio Villagrán Celada, socio activo de la Hermandad del Señor Sepultado de San Nicolás; a finales del año 2014, en octubre precisamente, su señor padre falleció, momento que lo hizo reflexionar sobre la vida y que la muerte nos puede llegar en cualquier momento. Tomando ese momento como inspiración, comenzó a escribir la letra de la marcha, aunque hubo un momento en el cual ya no encontró como seguir con la escritura.

Al encontrarse en ese momento, carente de inspiración, en febrero de 2015, fallece su abuela materna, quien para el era como una madre. En ese momento, el dolor lo hace escribir nuevamente. Lastimosamente para él, en esa época, uno de sus hermanos se encontraba con una enfermedad terminal. Fue entonces que el mismo dolor lo impulso a poder terminar la letra.

Técnicamente, según sus palabras, la letra de la marcha “San Nicolás” es una oración. En el siguiente texto, el escritor nos explica cada una de las estrofas:

La letra de la Marcha San Nicolás se compone de ocho estrofas, de las cuales las últimas dos, conforman el coro. Posee la estructura general de una oración, con súplica, adoración y petición con lenguaje simbólico. Y una parte final que es una apología a la tierra de los Altos, donde por gracia de la Trinidad, reposa la bella imagen del Señor Sepultado de la parroquia de san Nicolás de Tolentino.

  1. La primera estrofa inicia con una invocación, declarando a Jesús como nuestro Señor y Salvador. Se implora que por el amor que tiene al género humano, vea ese perdón que suplicamos nos conceda, poniéndonos a la vez a su entera disposición y voluntad.
  2. En la segunda estrofa se suplica mantener la llama de la fe, la cual nos ha mantenido firmes frente a las duras pruebas de la vida.
  3. La tercera estrofa reconoce que la Palabra de Dios, contenida en las Sagradas Escrituras, es esa claridad que debe guiar nuestros pasos en todo momento.
  4. La pena por los pecados cometidos, hace que, en la cuarta estrofa, se le vuelva a pedir perdón a aquel que sacrificó por nosotros en el altar de la cruz aquella tarde del Viernes que marcó para siempre la vida de sus hijos.
  5. La quinta estrofa nos habla sobre la resurrección de Jesús, y como la Sagrada Sangre del Señor fue derramada para redimirnos del pecado original y asegurarnos la vida eterna.
  6. Entablar una verdadera relación personal con Jesús nos hace elevar el ser interior en todo momento y lugar, nos lleva a cambios profundos materiales y espirituales, lo cual da como resultado el testimonio de vida ante el mundo, por lo cual nuestra existencia se vuelve honra verdadera a Nuestro Salvador.
  7. En la séptima estrofa inicia el coro: Cuando se carga al Señor de San Nicolás, sea a la salida o entrada en cualquiera de sus cortejos procesionales, inevitablemente la vista del cargador se eleva al cielo del templo, decorado con ángeles y querubines; las lágrimas se ven rodar en los ojos, agradeciéndole el momento de intimidad en su casa junto a Él y junto a los hermanos, recordando también la herencia de nuestros antepasados.
  8. La parte final del coro, la octava estrofa, habla de Quetzaltenango, la tierra que implora siempre a su Señor de San Nicolás, y donde los frutos de la Fe se hacen testimonio visible de su eterna Misericordia y Providencia.

A continuación, te presentamos la letra de la marcha San Nicolás y un video donde podrás escucharla cantada por los socios de la Hermandad del Señor Sepultado de San Nicolás:

 

Letra de la Marcha Funebre

“San Nicolás”

 

(Primera estrofa)

¡Señor Jesús!

Por amor ten piedad,

del humilde perdón,

que te vengo a ofrecer.

 

(Segunda estrofa)

Mi querido Señor,

no dejes naufragar,

la fe puesta en tu amor,

que a mi ser consoló.

 

(Tercera estrofa)

Mi Buen Jesús,

tu Palabra es la luz,

faro en la obscuridad,

guía en el caminar.

 

(Cuarta estrofa)

¡Oh Cordero de Dios…!

Grita mi alma a Ti,

recordando el ayer…

¡Perdonad cruel error!

 

(Quinta estrofa)

¡Sudario, sepulcro limpios…!

Consignas, que grito al orbe.

Tu sangre, limpió mi culpa,

en sacrificio de salvación.

 

(Sexta estrofa)

Señor…Mi alma te siente,

y asciende con el incienso,

Fiel Hijo…Pregono a todos:

¡Venciste al mundo…!

¡Gloria y Honor…!

 

(Coro)

Señor bajo tu templo,

se conmueve mi alma,

en Santo Sacramento,

de hermandad y amor.

Oh Cristo en esta tierra,

que humilde te implora,

Abunde bendición,

y los frutos de mi Credo en Tí. (Bis)

 

NOTA: CUANDO DES PLAY,  NO OLVIDES ACTIVAR EL SONIDO 😉 

Gustavo Villagrán

Corresponsal de Cucurucho en Guatemala para Quetzaltenango