Inicio » Imaginería » Restauración de imágenes religiosas en Guatemala: criterios y recomendaciones

Restauración de imágenes religiosas en Guatemala: criterios y recomendaciones

restauración de imágenes religiosas en guatemala

RECOMENDACIONES Y CRITERIOS A TOMAR EN CUENTA PARA LA RESTAURACIÓN DE IMÁGENES RELIGIOSAS EN GUATEMALA

Por Lic. José Roberto Campollo Mejicanos
Cronista por pasión e investigador.

Desde mi experiencia en las siguientes instituciones:

  1. Tesorero de la Hermandad de la C.I. del Señor Sepultado de la Catedral de San Marcos, de 2,005 a 2,019.
  2. Presidente de la Hermandad de la C.I. del Señor Sepultado de la Catedral de San Marcos de junio de 2,019 a la actualidad.
  3. Presidente del Consejo Parroquial de la ciudad de San Marcos de 2,008 a 2,010, y colaborador del mismo desde esa época.
  4. Presidente de la Asociación de Hermandades de Pasión de la Catedral de San Marcos de 2,014 a la actualidad.
  5. Presidente del Comité pro festejos de Nuestra Señora de Guadalupe, de 2,009 a la actualidad.
  6. Presidente de la Cofradía de San Marcos Evangelista años 2,010-2,011 y 2,018-2,019, a cargo del Cantón Guadalupe, de la ciudad cabecera de San Marcos.

Me ha tocado diligenciar, tramitar, acompañar y verificar el debido registro de procesos de restauración de imágenes religiosas en Guatemala, más de 20 imágenes sagradas pertenecientes al patrimonio de fe y devoción de la Santa Iglesia Catedral de San Marcos Evangelista, pero al mismo tiempo, en base al decreto 26-97 LE DE PROTECCIÓN AL PATRIMONIO CULTURAL DE LA NACIÓN, todas estas imágenes y piezas por tener más de 50 años de haber sido realizadas, poseen valor artístico e histórico y por ende pasan a pertenecer automáticamente al PATRIMONIO CULTURAL TANGIBLE DE LA NACIÓN, así mismo bajo la un reglamento de ley, se puede promover su registro ante la Sección de Registro de Bienes Culturales, de la Dirección General de Patrimonio del Ministerio de Cultura y Deportes, para asegurar su respectiva catalogación y evitar robos y saqueos, así mismo garantizar la legitimidad de sus originales depositarios o propietarios en caso de litigio.

Dentro de la misma experiencia antedicha, me ha tocado también recomendar restauraciones y restauradores a distintas personas particulares, grupos, comités, cofradías, hermandades y consejos parroquiales tanto de mi Parroquia Catedral de San Marcos, como de otras parroquias y personas del occidente de Guatemala.

Como bien dice la voz popular “echando a perder se aprende”, antiguamente fui testigo y hasta caí en la estafa de entregar tanto imágenes particulares como las de las instituciones dentro de las que he servido y se apuntan arriba, a estafadores, charlatanes y “chapuceros”, que lejos de promover y mejorar la conservación del patrimonio, lo han repintado con sopletes y aplicado materiales comerciales e industriales de poco valor, cambiando totalmente en muchos casos el aspecto de las imágenes.

Fue en el año 2,012, que en efecto tuvimos la bendición del Señor y la Virgen Santísima de encontrarnos con restauradores profesionales y de reconocida experiencia, así como talento para conservar las esculturas tal y como fueron concebidas sin aplicar criterios estéticos personales sobre las mismas.

Tras tocar muchas puertas e instituciones, debido a la emergencia que el terremoto del 07 de noviembre de ese año nos tocó vivir y experimentar el golpe y deterioro de siete imágenes de la parroquia, las puertas nos fueron abiertas en la Sección de Restauración de Bienes Muebles del Consejo Nacional para la Protección de la Antigua Guatemala CNPAG, por sus siglas, en ese entonces a cargo del Licenciado José María Muñoz Álvarez que para entonces también era director de la carreta de Técnico en Restauración de Bienes Muebles de la Universidad de San Carlos de Guatemala USAC.

Ahí comenzó nuestra aventura del rescate, conservación y restauración del patrimonio cultura, pero también de fe y devoción de San Marcos, tanto en la vía particular, así como los bienes de la parroquia y catedral de San Marcos, en consideración a lo anteriormente expuesto, estoy en la capacidad de llegar a las siguientes recomendaciones conclusivas a los distintos grupos, cofradías, hermandades, párrocos, consejos parroquiales, comités y personas particulares que deseen enviar a restauración de imágenes religiosas antiguas que constituyen patrimonio cultural de la nación:

  1. No brindar sus imágenes a cualquier persona que se llame restaurador en nuestros distintos pueblos y ciudades del interior de Guatemala.
  2. Las únicas instituciones que pueden restaurar imágenes en la República de Guatemala son:
    1. CEREBIEM, del Ministerio de Cultura y Deportes, Idaeh.
    2. Centro de Rescate, Estudio y Análisis Científico para el Arte, CREA, en Santa Lucía Milpas Altas, Sacatepéquez.
    3. Consejo Nacional para la Protección de Antigua Guatemala, sección de restauración de bienes muebles.
  3. En caso de acudir a restauradores particulares la personal natural, jurídica o grupo religioso deben asegurarse de:
    1. Que tenga su debido título del Técnico en Restauración de Bienes Muebles, el cual no es otorgado por ninguna institución particular o de gobierno, sino únicamente al cumplir satisfactoriamente los cursos y prácticas que establece la Carrera de Técnico Restaurador de Bienes Muebles, que otorga únicamente la Universidad de San Carlos de Guatemala USAC.
    2. Que el restaurador graduado, esté registrado ante el IDAEH, según un nuevo reglamento de reciente vigencia.
    3. Pedir hoja de vida del restaurador, para verificar su experiencia y talento profesional, así como referencias a personas y hermandades que hayan solicitado previamente sus servicios.
  4. Luego de concluir dichos procesos de restauración, promover, si no lo tuviere, el respectivo registro, ante la sección de Registro de Bienes Culturales, del Ministerio de Cultura y Deportes, para evitar que por posteriores inconformidades con los siguientes grupos y cofrades, las imágenes puedan volver a ser “retocadas” por personas inexpertas y estafadores, que abundan a lo largo y ancho de Guatemala.