Reseña Historica – Niño del Santísimo, Quetzaltenango


Durante la festividad de Pentecostes, Guatemala cuenta con una fecha histórica. La ciudad de Quetzaltenango fue fundada un 15 de mayo de 1524 y por tal motivo las autoridades colocaron ala ciudad bajo el resguardo del Espíritu Santo en dicha epoca. pero no fue solo alli donde la devoción se quedo, prueba de eso es que Quetzaltenango posee una larga y respetable serie de eventos durante todo el año en la iglesia Catolica.

Al acercarse la festividad del Corpus Cristi o del «Santísimo» la ciudad cuenta con una imagen algo peculiar, o mas bien dicho dos imágenes. Dichas imágenes representan a nuestro Señor en su infancia, ambas son conocidas como «El Divino Nombre de Jesús» quien es el Patrón de la ciudad y «El Niño del Santísimo» quien es la replica del Patrón. Nuestra nota se centra en la segunda imagen, que como su nombre lo indica; es una imagen abocada a Jesús Eucaristía pero desde su niñez.

A continuación traemos para ti, dos reseñas históricas documentadas por la Cofradía del Niño del Santísimo de Quetzaltenango, las cuales relatan el origien de ambas imagenes pero resalta la del Niño del Santísimo.

RESEÑA HISTORICA NARRADA POR LOS ABUELOS

Narran los abuelos que la fundación de la ciudad de Quetzaltenango fue 15 de mayo de 1,524. Se realizó bajo el resguardo y protección del ESPIRITU SANTO, puesto que coincidía en la festividad de Pentecostés. En dicho acontecimiento, a la cabeza de los invasores españoles e indígenas mexicanos se encontraba Don Pedro de Alvarado y Contreras, alias el Adelantado, quien dicen los abuelos, que entre sus pertenencias poseía una imagen de un Niño Dios a la cual denominaba Dulce Nombre de Jesús; esto derivado a que en la fecha actual todavía se desconoce la fecha y artista encargado de su burilación.

Al pasar los años la devoción a dicha imagen fue creciendo al momento de que se creó la  primera Cofradía Indígena de la Ciudad de Quetzaltenango, denominada Cofradía de El Niño Dulce Nombre de Jesús, esto en el año 1,616, la cofradía siguió tomando un papel importante dentro de los pobladores de la cuidad y el 2 de enero del año de 1,806 fue declarado SALVADOR Y PATRONO de la Ciudad, porque en su momento existió una peste que estaba acabando con los pobladores de la cuidad, fue cuando entonces se realizaron una serie de rezos a la bella Imagen de El niño Dulce Nombre de Jesús, agradeciéndole la sanación y desaparición de dicha peste. Entre las imágenes que se poseen aparece una imagen también de un Niño Dios que en su momento era expuesto como una representación de una figura angelical delante del Santísimo Sacramento durante las fechas de Corpus Christi, dicha imagen en su momento tuvo su cofradía que era llamada Cofradía del Niño del Santísimo.

Durante la persecución política que sufrió la iglesia católica durante el Gobierno de Justo Rufino Barrios, se decidió proteger la Imagen del Santo Patrono y en su lugar cubría las actividades la imagen de El Niño del Santísimo, la cual con el correr de los años tomo una gran devoción entre los pobladores de la ciudad, tomando una vez más la decisión de cambiar el nombre de la Cofradía Mayor del Dulce Nombre de Jesús a Cofradía Mayor del Niño del Santísimo, y como actualmente se identifica como “COFRADIA MAYOR DEL SIGLO XVI DEL DULCE NOMBRE DE JESUS; HOY COFRADIA MAYOR DEL NIÑO DEL SANTISIMO”.

RESEÑA HISTORICA COMPROBADA EN DOCUMENTOS A PARTIR DE 1,806

Al fundarse el honorable Ayuntamiento de Quetzaltenango el 2 de enero de 1,806, presidido por el Alcalde 1º. Francisco Gregorio y Pinillos, luego de dar gracias a Dios, el rey Don Carlos de Castilla, consideró que la ciudad de Quetzaltenango estuviera desde 1,524 bajo el pupilaje del Espíritu Santo, decidieron nominar como PATRONO Y SALVADOR OFICIAL al NIÑO DULCE NOMBRE DE JESÚS y como VICE-PATRONA a la SANTÍSIMA VIRGEN DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN, quien seria a la vez la patrona oficial de la municipalidad, este cuerpo colegiado, mando a pintar un hermoso lienzo con la imagen de la Santísima Virgen, la cual fue colocada en la casa colonial  consistorial, donde el pueblo la veneraba encendiendo velas en el mechero que estuvo a los pies del lienzo. El pueblo Quetzalteco celebró el patronazgo y los antiguos habitantes de la ciudad ordenaron burilar muchas imágenes en los talleres de los escultores residentes en la ciudad, y que cuyos nombres aparecen en el padrón de vecinos de Quetzaltenango de 1,808, en la comuna y en cada casa.

La Fiesta Patronal se celebraba el 2 de enero de cada año, hasta  el año de 1,847, cuando apagaría dicha festividad Rafael Carrera. La invasión de Justo Rufino Barrios, quien odiaba la simbología católica, mando a incendiar al lienzo de la Inmaculada Concepción, consumiéndose en su totalidad, y la imagen Patronal del Dulce Nombre, quedo desprotegida siendo fracturada después de dicha persecución que finalizo a principios del siglo XIX, su restauración corrió a cargo del Ayuntamiento. Dados los múltiples quehaceres de la municipalidad, esta otorgo a la Cofradía del Niño del Santísimo el cuidado y celebración del Patrono el Niño Dulce Nombre de Jesús, originándose así la “Cofradía Mayor del Dulce Nombre de Jesús y Niño del Santísimo”, con respecto a la vice-patrona de la ciudad, actualmente se encuentra una imagen de la misma al ingreso de la Santa Iglesia Catedral, pero se ha encontrado olvidada con el pasar de los años, pero hasta hace 3 años (2013) se volvió a colocar en el altar mayor con se realizaba antes, y la municipalidad por falta de conocimiento histórico se ha olvidado que es la patrona oficial de la Municipalidad y no la celebra, todo esto está escrito en el libro de actas No. 1 de sesiones, cuyo libro está en el archivo Histórico.

Con el pasar de los años la Cofradía ha tomado un papel importante en la cultura quetzalteca, mantiene el misticismo que se originó desde su fundación, siendo la primera Cofradía Indígena de Quetzaltenango mantiene unido la religión católica con las costumbres y tradiciones que identifican a la población, derivado a esto es que ha sido reconocido por instituciones como la Casa de la Cultura de Occidente que el 15 de diciembre del año 2,010 le otorgo el Botón de Oro por su trayectoria en la población de Quetzaltenango y el 10 de octubre del año  2,011 el Ministerio de Cultura y Deportes por medio del decreto 1018-2011 declaro a la Cofradía Mayor del Niño del Santísimo como Patrimonio Cultural Intangible de la Nación y a la Imagen del Niño del Santísimo, imagen y enser del Patrimonio Cultural Tangible de la Nación, por sus costumbres y tradiciones.

Anécdotas del Niño del Santísimo:

Hay muchas historias que encierran tanto a la imagen de él Niño del Santísimo como al Niño Dulce Nombre de Jesús, tanto en los hogares de los Cofrades Mayores en las que ha estado como entre los fieles devotos de la Ciudad de Quetzaltenango, al igual que en otras partes de la república de Guatemala.

Historias de los que han sido Cofrades, donde narran que durante las noches se escucha el caminar, el correteo y los juegos del Niño. Se tienen algunos registros de las peticiones y milagros de los fieles devotos, uno de ellos, estuvo un tiempo desempleado y ante la desesperación de no conseguir trabajo se dirigió en donde se encontraba el Niño del Santísimo  y luego de realizarle una novena y confiando de que el Niño le concedería el favor, al poco tiempo regreso al hogar a agradecerle por el favor concedido ya que le había salido una plaza en el extranjero y debía marcharse al día siguiente de su visita, mostrándose alegre y triste a la vez pues debia abandonar su natal Xelajú y por su puesto la imagen de su devoción. Así como esta historia, hay infinidad de historias y de leyendas que hacen resaltar la fiel devoción a El Niño del Santísimo y el Niño Dulce Nombre de Jesús.