‘Mi primera vez’ en cargar a la Soledad del Calvario

Anécdota de: Luis Estrada.

En este 2016 uno de mis mas grandes propósitos como cucurucho era llevar en hombros a mi amada Reina de la Paz en su procesión de Pésame como se lo habia prometido un año antes y asi empezaron las ventas de turnos.Llegó la primer fecha por motivos de un compromiso no pude ir pero sabia que aun quedaban 3 fechas mas a la segunda y a la tercera tampoco pude asistir, hasta que llego la ultima fecha y como ya era costumbre fui a comprar mis turnos para cargar a mi Bello durmiente para el cual compre un ordinario y la Primera Comisión de Honor Entrada, ya cuando iba saliendo fui a preguntar por los turnos de pésame los cuales ya estaban agotados.

Virgen de Soledad del Calvario (1)Decepcionado iba de regreso a mi casa y con la gran tristeza de que sabia que no iba a poder cumplir mi promesa, así pasaron los días y yo sin rendirme con mis ultimas esperanzas busque y pregunté en varios grupos de cucuruchos si alguien tenia un turno que le sobrara cosa que no paso.

Se llego el día de la entrega de turnos y fui a recoger mis turnos y el de mi mamá cuando de repente escuche que habían unas cartulinas disponibles de la Virgen para caballeros así que fui y compre una, en ese momento todo era alegría llegue a mi casa y con unos amigos destape mis cartulinas y vi la de la Virgen, era la cartulina 63 emocionado vi que marchas me tocaban en cada turno cuando me percaté que el 63 era el mismo que me tocaba con Jesús cosa que me preocupo demasiado.

Pasaron los días de la Semana Santa y yo seguía con la preocupación de que no me daría tiempo de llevar a mi madre en hombros se llego el gran día como era costumbre lleve en hombro a mi Cristo del Amor de Santo Domingo y también a mi Sepultado de San Francisco, se llego la hora a eso de las 2:30 am estaba formado esperando cargar a mi Bello durmiente y mi hermano estaba a la par mía le pregunte a un miembro de la hermandad cuanto se llevaban de diferencia la Virgen de Jesús y me dijo que aproximadamente dos cuadras, le pregunte que si creía el que me daría tiempo de llegar al turno y me dijo que quizás pero que intentara y así que ya sin esperanza alguna llame a mi hermano y le dije que no me daría y que el cargara el turno que tanto anhelaba así que le di mi cartulina y recibí mi turno de Jesús entre todas las peticiones y agradecimientos que le daba a mi amado Yacente le pedí que me hiciera el milagro de dejarme cargar ese turno al lado de mi madre María, termine mi turno de Jesús y corrí de regreso de la 18 calle a 17 calle en medio de cientos de personas y ya casi llegaba el anda de la Virgen a mi turno, tome el ultimo aire que me quedaba y corrí mas rápido y gracias a Dios llegué a tan ansiado turno lleve a mi Madre en hombros mientras mis lágrimas recorrían mi rostro y sentí que cuando acariciaba el anda sentía que acariciaba su rostro y cuando termino mi turno bese el anda y sentí que había besado su mejía.

Y así hermanos y hermanas tuve la hermosa experiencia de llevar en hombros a las dos Imágenes que mas amo y que mas les tengo, también tuve el gran honor de entregar a mi Cristo de los Pobres y a mi Reina de la Paz al turno de Honor Entrada y logre cumplir mi promesa.