Primer concierto de La Banda de La Hermandad de Juayúa.

La noticia que el año recién pasado nacía una nueva banda en El Salvador; no pasó desapercibida. Era el mes de octubre cuando el comité pro – banda y la Junta Directiva lograron concretar el tan anhelado proyecto.

A principios del mes de noviembre; los primeros músicos que conformarían la tan anhelada banda se reunieron para conocer los lineamientos que el maestro Alexander Líquez les presentaría y así, formaran parte de esta nuevo proyecto. Con instrumentos en mano; llegó el día del primer ensayo, el cual tuvo lugar en el “C.E. Presbítero José Luis Martínez”, de la ciudad de Juayúa.

Concierto del día Jueves Santo (Fotografía: Luigui Granados)

Desde el inicio; se lograron identificar las destrezas de cada uno de los músicos que se presentaron a ese primer ensayo. Aparte de ser músicos dóciles a la gracia de Dios a quien desde ese momento ofrecían ese talento, se notó una hermandad entre cada uno y los cuales a esta altura del proyecto ya se consideran mas que compañeros de banda… ¡HERMANOS!

El maestro Alex Líquez inició desvelándose noche tras noche, escuchando las marchas fúnebres y armando esas partituras que luego iban a hacer música los miembros de la banda. Nos comenta el presidente del comité pro – banda que se buscó apoyo en bandas ya conformadas en el país para ver si nos compartían alguna que otra partitura; pero las puertas eran cerradas.

Procesión infantil de Juayúa (Fotografía: Luigui Granados)

A los días; llegó un hermano, director de una banda a quien se le compartió el proyecto y desde el momento en que lo conoció, brindó su total apoyo a la nueva banda colaborando de una forma desinteresada y mostrando un alto grado de hermanamiento. Su nombre “El maestro Ulises Larín; director de la Banda de La C.I. de Jesús Nazareno de Sonsonate”, a quien como Banda, comité y Hermandad se le agradece cada apoyo que ha brindado. El Hermanamiento; cada vez se vuelve mas palpable al punto de ya ser invitados por otras bandas a hacer un ensamble para alguna actividad religiosa.

Desde el primer viernes de cuaresma; la banda acompañó todos los cortejos procesionales en la ciudad de Juayúa; y fue el Jueves Santo que brindaron su primer concierto de marchas fúnebres en honor a las veneradas imágenes de Jesús Nazareno y Santísima Virgen de Dolores de la ciudad. Ese concierto; fue una demostración de hermanamiento entre bandas, puesto que el maestro Ulises Larín apoyó con la Tuba, Tímpani y 3 instrumentos más para complementar el grupo de jóvenes músicos que ese día mostraban en el Templo Santa Lucía ese talento para este tipo de música.

Luis Granados

Corresponsal de Cucurucho en Guatemala, en El Salvador.