El origen del poema “Cómo vas a saber” del Cucurucho

En el año 2006, cuando el internet apenas iniciaba su auge por Guatemala, existió un grupo creado por una página secular.

El grupo se llamaba “Cucuruchos en Yahoo”, cuyo único fin era compartir anécdotas, experiencias, relatos, crónicas e incluso datos históricos entorno a nuestras tradiciones.

Varios aportamos o expresamos lo que consideramos elocuente sobre la cuaresma y Semana Santa y Mario Martinez Chuy se encargó de unir los textos“, nos cuenta Esler Hernández -“surgió de la nada” en que varios cucuruchos dentro del grupo empezaron a aportar; tiempo después “Mario Martínez nos dió la sorpresa” puntualiza.

No logré averiguar quién fue la persona que llevó el ya conformado poema “Cómo vas a saber” a grabarlo, pero en una Cuaresma, de esas que todo cucurucho suspira, se deja escuchar por la frecuencia modulada de Radio Estrella.

Mario Martínez en su blog, describe la manera en que Él inició con la idea: “Cómo vas a saber”, el cual gustó tanto que los demás “siguieron agregándole más ítems” (blog de Mario Cucurucho).

Cada párrafo hace identificar a cual cucurucho en plena lejanía, o aquél que se impresiona por la vuelta del anda en una esquina; cual fuere la experiencia del cargador… no dudo que al leerlo, la piel se eriza por completo.

Con el permiso de los autores, que dieron vida a esta inspiradora lista de experiencias que le llamaron: “¿Cómo vas a saber?”, te compartimos el texto completo.

¿Cómo vas a saber que es la tristeza,

Si nunca has llorado en la almohadilla,

y abrazado el bolillo…?

 

¿Cómo vas a saber que es la ansiedad,

Si jamás has visto cómo el anda se acerca

a tu turno y la multitud no te deja

llegar a la esquina…?

 

¿Cómo vas a saber que es el destierro

si nunca te ha tocado estar solitario en filas…?

 

¿Cómo vas a saber que es la sed,

si nunca has buscado un vaso de suchiles

en el mediodía de un Jueves Santo…?

 

¿Cómo vas a saber que es una lluvia,

si jamás te has mantenido en filas

durante un chubasco cuaresmal…?

 

¿Cómo vas a saber que es el cansancio,

si no has experimentado lo que siente un Cucurucho

el Viernes Santo a las once de la noche…?

 

¿Cómo vas a saber que es un perfume,

si no has llenado tu olfato con corozo e incienso…?

 

¿Cómo vas a saber qué es sentirse agobiado,

si nunca has estado a pocos metros de terminar

el turno y el timbre no suena…?

 

¿Cómo vas a saber que es el misterio,

si nunca has recogido turnos un Sábado de Ramos…?

 

¿Cómo vas a saber que es la música,

si jamás has ido ahí cerquita de la banda

y atrasito de Jesús…?

 

¿Cómo vas a saber que es el asombro,

si no has vivido la emoción de ver una procesión

cerca de la bocacalle…?

 

¿Cómo vas a saber que es el amor maternal,

si jamás has visto en procesión a la

Soledad de la Escuela de Cristo…

 

¿Cómo vas a entender a quienes hacen alfombras,

si nunca has visto como el nazareno

pasa en una que tú hayas hecho…?

 

¿Cómo vas a saber que es la palabra esplendor,

si no has estado en una velación antigüeña…?

 

¿Cómo vas a poder conmoverte hasta las lágrimas,

si no has visto una ceremonia del descendimiento

en la Recolección…?

 

¿Cómo vas a saber que es el exilio,

si nunca has vivido una Semana Santa en la lejanía…?

 

¿CÓMO VAS A DECIRME QUE HAS VIVIDO…

SI NUNCA HAS SIDO CUCURUCHO?

 

Glen Garcia

Cucurucho y fervoroso devoto a la Virgen María.