Obras Sociales con Jesús de la Caída

Anécdota de: Anónimo.

Si hay que es realmente especial es cuando se carga en una procesión de grandes pero previo a llegar a ella se cargo en la infantil de la misma iglesia. Esta anecdota fue un Quinto Domingo de Cuaresma, año 2012 con el Nazareno de la Caída de San Bartolomé Becerra.

En el 2012 cumplí 10 años de cargar en la procesión grande, recuerdo que fui por mi turno un domingo antes, vi la cartulina, el número de turno y comprendí (de no muy buena gana) que sólo tendría la oportunidad de cargar al Nazareno una vez en todo el recorrido, entenderán que el número de turno era mayor a 20.


Ese domingo durante el trayecto iba pendiente del porta turnos. Entró a la Antigua Guatemala, inició su paso sobre la 7a. Calle… Llegó a la esquina trasera de las Obras Sociales y me puse a pensar todas esas personas que por alguna razón no pueden ni levantarse, y yo renegando mi turno.

Para mi sorpresa, mi turno era justo frente a dicho lugar, mi cuerpo se estremeció y se me hizo un nudo en la garganta. Procedí a formarme en el turno, cuando veo llegar tan impresionante mueble y empieza a girar sobre la esquina y el Nazareno pasa frente mi… Escuchó el timbre y hacemos el cambio… Suena nuevamente el timbre y los 90 cargadores llevamos el paso lento del anda… Timbales… Y empiezan las trompetas con la Marcha Fúnebre “Tú Eres Pedro” y rompo en lágrimas…

Definitivamente cada año es hermoso, pero ese año marco mi vida, 10 años en el cortejo  grande, un turno tan especial, un lugar tan único y una marcha fúnebre hermosa y sentimental.

¿Cuántas anécdotas han girado entorno a ese Quinto Domingo de Cuaresma? comparte tu testimonio, nosotros la publicaremos en el sitio.

Enviar mi anécdota aquí