‘Niña Con’: Cantos sagrados tradicionales.

A lo largo del tiempo y dentro de nuestra propia identidad religioso – cultural, como pueblos de arraigo cristiano, han existido personas que con su vida, trabajo y ejemplo dedicado al servicio religioso han llegado a convertirse en íconos muy reconocidos en la comunidades parroquiales, las cuales están dejando su sello tanto a presentes como a futuras generaciones en la riqueza de tradiciones de cada pueblo en El Salvador.

En Chinameca, Departamento de San Miguel, encontramos a una mujer a la cual Dios le regalo el don del canto y desde los 6 años de edad se le fue inculcado el amor al servicio en la Iglesia y a la comunidad. Hablamos de la Señora Zoila Consuelo Araniva de Aguilar de 73 años, una mujer de grandes valores y principios cristianos muy arraigados desde el seno familiar. Es aquí donde comienza a empaparse del gusto por el canto sagrado tradicional, siendo su abuela y dos tías quienes transmitieron esa particular devoción y expresión de fe a través del canto. Recibió de manos de su abuelo un libro de cantos que se interpretaban en las festividades de Cuaresma, Semana Santa, mes de mayo, Corpus Christi, entre otros, antes de la década de los 50.

Libro titulado “200 Cánticos Sagrados” de los Padres Paulinos como Recuerdo de Misión, no sabiendo numero exacto de ediciones. Muy joven formó parte del coro parroquial, dirigido por dos emblemáticos maestros de canto y música: Don Jacinto y Andrés Castellanos, ambos hermanos de grata recordación. ‘La niña Con‘ como cariñosamente se le conoce en la ciudad, ya contaba con conocimientos empíricos de canto, más con el trabajo de éstos dos maestros, adquiere mas destreza en la interpretación y aumenta el repertorio musical propio de cada tiempo litúrgico en la Iglesia.Fueron pasando los años y ella se tomó la tarea de hacer su propia colección de cantos tradicionales e irles poniendo su propio sello con su singular y característica voz, su colección y entonación de cantos es numerosa y va desde el tiempo de las posadas, con mas o menos 8 cantos muy propios que no se escuchan en otras localidades, como por ejemplo los titulados:

  • San José en Belén.
  • Que rendida vengo.
  • Vamos esposa querida.
  • Caminito de Belén.

Para los Rosarios de Aurora, nos comenta que en su juventud eran de madrugada en el Templo Parroquial y también nos hace mención de algunos nombres de cantos que a la fecha se siguen entonando, como son:

  • Blanca Estrela de la mar.
  • Si yo te amo dulce Madre.
  • Mas bella que la luna.
  • De mil amores.

Uno de los cantos que recuerda y menciona que interpreta con mucha emoción es uno dedicado a la Eucaristía ‘Ven a mi dulce pan de la vida

Es en la Cuaresma y Semana Santa, donde ésta emblemática mujer a lo largo de sus 30 años al servicio de la iglesia, ha colocado y sigue dando su sello personal en la interpretación de cantos muy propios del lugar que la vio nacer. Sus devociones mas fuertes son hacia El Señor de Esquipulas y Jesús Nazareno y es a estas devociones en donde se le escucha su total entrega en la interpretación de los Cantos Sagrados Tradicionales.

  • Oh Jesús Divino.
  • Amado Jesús Eterno
  • Perdón, Señor Implora
  • Perdona Jesús mío

    Niña Con

Uno de los cantos que ha quedado impregnado en la memoria de los católicos chinamequenses de fuera y dentro del país y que es el mas emblemático del Viernes Santo en la Procesión del Santo Entierro es el titulado: ‘El Ultimo Reflejo Funerario‘ el cual a mas de alguna persona ha hecho derramar lágrimas; y más cuando no se está para Semana Santa debido a que se vive en el exterior y al escuchar a través de las redes sociales de los familares la voz inconfundible de la ‘niña Con‘ los hace revivir recuerdos de su infancia o adolescencia al lado del Nazareno o Cristo Yacente.

Por su entrega, dedicación y su peculiar carisma, la niña Con ha contado con el apoyo de los diferentes sacerdotes que han estado cono párrocos en la Ciudad. Ahora, a pesar de su edad, ha tenido que sobrellevar el cambio con las nuevas generaciones que hasta cierto punto no ven el valor de los conocimientos que tienen las personas mayores, a tal grado de querer sustituir o desplazar, sin darse la oportunidad de empaparse de conocimientos que los adultos mayores nos puedan transmitir.

Libro de 200 cantos

El aporte de esta mujer, no solo se limitó al canto, si no que en la actualidad se desempeña como catequista y promotora del rezo del Santo Rosario en sufragio del descanso eterno de los fieles difuntos. Se podría decir que Chinameca, cuenta con un patrimonio de Cantos Sagrados Tradicionales que pudiera caer en el olvido, si personas como la niña Con no tuvieran la gentileza de compartir el don que Dios le regaló para servicio de la comunidad.