Marchas, Sones y Alabados creadas por Cucuruchos

Partitura Marcha

Años pasados, en la Semana Santa de nuestros Abuelos, las Marchas Fúnebres o Alabados eran escritas mediante Silbidos; sí, así como lo lee: silbidos.

Todo era bajo inspiraciones que mientras éstos íconos de nuestra Semana Santa le “silbaban” al maestro la marcha, poco a poco iba tomando una estructura magnífica; dígalo Usted estimado Cucurucho, que al escuchar “La Fosa”, “Mater Dolorosa”, “Una Lágrima”, “La Reseña”, etc. cortan suspiros y derramamos lágrimas de felicidad y anhelo por nuestro Nazareno o Sepultado.

jesus de los milagros, templo de san josé.
jesus de san jose es parte de dedicatoria de marchas funebres

Hoy por hoy, la composición de cientos y miles de Marchas Fúnebres, Sones y Alabados han sido estructurados y escritos por grandes Maestros y Directores que dirigen las bandas de filarmónicos en cada cortejo procesional.

Sin embargo, no sólo los Maestros que dirigen han creado inigualable Música Sacra; dentro de nosotros en las filas se encuentran decenas de cucuruchos que con gran Amor y Devoción han escrito composiciones que han robado el aliento a algunos, enamorado a otros y soltado alguna lágrima en nosotros.

Los Músicos que no son Músicos

Podríamos mencionar a +alberto hong , con sangre extranjera pero con el corazón más chapín como cualquier otro devoto cargador; quien a su corta edad (no diré cuántos) a compuesto hermosas notas fúnebres al Nazareno de sus Amores: El Rey del Universo, a Jesús de los Milagros.
 
Alberto es un Cucurucho, con vida normal, trabajo normal, no es músico ni director; pero el Amor a Jesús de San José le ha movido para crear singulares marchas.
 
“La Música religiosa busca a través de canales rítmicos, sensibilizar el corazón e iniciar una Oración de rodillas a Dios nuestro Señor”
 
Pero no sólo la Cuaresma y Semana Santa enternece corazones, también los tradicionales “Rezados” de Nuestra Señora la Virgen María en diferentes advocaciones (Inmaculada Concepción, Guadalupe, Asunción, de los Reyes, etc) han sido causa de grandes composiciones originales que dan matiz a éstas procesiones. +Luis Pedro Villagran Ruiz lleva ya 3 años creando decenas de sones; de éstas muchas “2 cada año” ha logrado publicar, derivado a la falta de apoyo, y todas son ofrecidas a su Reina Inmaculada Concepción de +Catedral de Guatemala.
 
No es de extrañar que Maestros y Directores dudan de los talentos de decenas, sino es que miles de cucuruchos que dentro de sus pensamientos nacen notas musicales; sin embargo éstos dos Cucuruchos son ejemplo de que no es necesario ser grandes músicos o artistas para componer Música Sacra o “Alegre” para darle a nuestro Jesús y nuestra María armonías de amor y devoción.