Los farolitos de la Virgen Niña

La celebración del día del farolito consiste en la colocación de Farolitos de madera forrados de diferentes y vivos colores afuera de las viviendas, ya sea en las paredes de las casas o en las ramas de árboles como se hizo originalmente.

La celebración da inicio a las 6:30 de la tarde de cada 7 de septiembre, cuando las personas encienden las velas de los farolitos dura el tiempo que tarde en quemarse las velas que son alrededor de 2 horas.

En las iglesias se preparan altares especiales con farolitos, y la imagen de la Virgen Niña, hay además procesión de la Virgen Niña la cual es acompañado por cohetes y la Banda de Música del destacamento militar.

Una tradición a punto de extinguirse:

Tristemente el día de los farolitos estuvo casi a punto de perderse, ya que cada vez menos personas ponían farolitos y algunos hasta estaban olvidando la fecha en que se celebraba.

Gracias a los esfuerzos de autoridades estatales, culturales y educativas, esta tradición se le ha dado un matiz diferente.

La celebración se realiza con una procesión con la imagen de la Virgen Niña y recorre las calles entorno a la Iglesia Nuestra Señora de la Asunción.

La historia de los farolitos:

El día de los farolitos es la tradición de origen religioso- popular más importante del municipio de Ahuachapán, actualmente para su celebración los preparativos inician con más de 3 meses de anticipación.

No se conoce con exactitud el origen de la celebración, y se manejan dos versiones:

  1. En celebración de la víspera del nacimiento de la Virgen María.
  2. A raíz de un terremoto ocurrido aproximadamente en 1836.

La versión que más respaldo tiene según la historia y la tradición es la religiosa-popular.

¿De qué tratan los farolitos?

Se ofrecen rezos a la Virgen, y como no existía en aquel entonces energía eléctrica, se celebraban en los patios de las viviendas iluminando los cercos, esto por temor a que se incendiaran.

Se amarran rajitas de ocote a la rama de los árboles de los cercos, luego se utilizan candiles de carburo y velas de cera.

Con información de Carlos Morán, corresponsal de Cucurucho en El Salvador.

 

Glen Garcia

Cucurucho y fervoroso devoto a la Virgen María.