Inicio » Curucucho » Vivencias de Antaño » Lo que no se ve en el Estandarte de la Hermandad del Señor Sepultado de Santo Domingo

Lo que no se ve en el Estandarte de la Hermandad del Señor Sepultado de Santo Domingo

¿ Sabías que hay una palabra oculta en el estandarte mayor de la Hermandad del Señor Sepultado de Santo Domingo?

Como fruto del recordado hermanamiento de la Hermandad del  Señor Sepultado de Santo Domingo con  la Junta Pro-Semana Santa de Zamora España en 1993 se gestionó por la junta directiva de la época,  el otorgamiento del título de “Real” a la Hermandad dominica ante la Casa Real de España gobernada  para ese entonces por Su Majestad Juan Carlos I, Rey de España.

El título de “Real” nace de una concesión que el rey realiza de forma gratuita previa petición de la hermandad que se trate.  Esta clase de títulos expresa el vínculo histórico entre la monarquía y un cofradía, tal el caso de la “Real Hermandad Sacramental del Santo Entierro de Nuestro Señor Jesucristo, Triunfo de la Santa Cruz y María Santísima de Villaviciosa” de Sevilla. Aunque la mayoría de veces tales títulos quedan precisamente en eso, en nominativos sin la mayor injerencia o soporte de la casa real que los otorga, es un hecho, que constituyen un ideario de sumo valor simbólico para la asociación.

Estandarte Hermandad Señor Sepultado de Santo Domingo (2)

En el caso particular de la hermandad dominica, se consideró que tanto la antigüedad de la procesión como de su cofradía, transformada en Hermandad en el año de 1852, aunado a la reciente celebración del quinto centenario del descubrimiento de América en 1992, eran razones suficientes para que el Monarca español aceptara la solicitud.  

Por razones que se desconocen, la tan esperada credencial en la que Su Majestad hubiese accedido a la petición jamás llegó a ser realidad y quizás por una sobredosis de certeza, emoción y ansiedad, la palabra “Real”  junto al escudo del Rey, fueron bordados de forma bastante anticipada en el estandarte mayor, sin que el ambicionado nombramiento hubiese llegado antes  a concretizarse.

detalle Estandarte Hermandad Señor Sepultado de Santo Domingo
detalle Estandarte Hermandad Señor Sepultado de Santo Domingo

De haberse logrado, definitivamente hubiera colocado a la Hermandad de la doce avenida en un peldaño superior de suma distinción y prestigio. Por defecto, el Rey de España hubiese tenido el cargo vitalicio de “Presidente Honorario” o “Hermano Mayor”.

Por su parte, el lujoso textil bordado en los talleres del Maestro Ramiro Gálvez en Santa Lucía Cotzumalguapa, hoy por hoy, principal emblema de la Hermandad del Cristo del Amor debió continuar siendo utilizado tan sólo con una pequeña condecoración que cubre aquello que quedó tan sólo en un  anhelado sueño llamado “Real Hermandad del Señor Sepultado de Santo Domingo. ¿ Qué hubiese seguido?, ¿ el título de “Pontificia” quizás?

Para aprender más de títulos de cofradías, y comprender de qué estamos hablando, pincha el siguiente link:

“Títulos de la Cofradías”