Las procesiones en el 2021 ¿Es factible realizarlas?

Siempre hay que ir innovando y mejorando la comunicación al servicio de la tradición.

Por eso me di la tarea de preguntar a varias personas sobre lo que opinan sobre realizar las procesiones en el 2021.

De primera mano suena complicado, pero no difícil de realizar, sería un esfuerzo de todos y que siendo mediados de octubre aún es planificable.

Algunos dirán, es un riesgo demasiado alto, pero médicamente no hay estudios que demuestren contagios al aire libre, con uso correcto de mascarillas y el lavado de manos constante con alcohol o agua y jabón.

Dicho esto, dentro de un local con aire acondicionado corremos más peligro de contagio que en una calle observando un cortejo procesional.

Una forma diferente de cargar

Algunos otros dirán, es que los cargadores iríamos pegados unos con otros. Y ¿por qué no adoptar una nueva forma de cargar?

Nuestra propuesta es que cargue un hermano por fuera, y un hermano por dentro del anda, y así sucesivamente.

Ejemplo: Brazo 1 el hermano por fuera, Brazo 3 el hermano iría por dentro, Brazo 5 afuera, Brazo 7 por dentro y así sucesivamente, y los pares sería al contrario, Brazo 2 por dentro, Brazo 4 por fuera y así continuamente para guardar la distancia necesaria.

Todos con sus guantes obligatorios, desinfección de bolillos luego de cargar, mascarilla colocada correctamente.

Las filas de cucuruchos en plena procesión

Otros tantos dirán, “pero controlar a los asistentes será difícil”, pues en esos casos se puede hacer un trabajo en conjunto con la Municipalidad y las hermandades para regular los asistentes, con los recorridos ya trazados, ir colocando en los espacios debidos a los asistentes y tener una participación responsable.

Incluso se puede lanzar convocatoria de voluntarios, y nosotros mismos apoyar a esta logística.

Algunos otros dirán, Pero en filas se aglomeran y pueden ser foco de contagios.

¡Vamos! creemos que todo conlleva voluntad y sacrificio. Se puede regular el tiempo en filas, y que se lleve un orden en las mismas.

Pero es que las Hermandades y Asociaciones no se darían abasto para controlar todo esto“. ¡¿Y nosotros por que no apoyamos como Voluntarios?!

Las procesiones en el 2021

Pero nuestros adultos mayores cargadores corren demasiado riesgo“. ¿Y por qué no hacer turnos especiales para ellos? Que tengan cuadras especiales, estratégicas, para que no dejen de cargar y puedan tener su momento especial que año con año añoran, y que fueron ellos quienes nos heredaron esta bendición de ser cargadores.

“Los Músicos van muy pegados y aglomerados y pueden contagiarse” Estamos seguros que, los Maestros de Banda y Músicos tendrían la disciplina necesaria para regirse a la nueva Normalidad y protocolos necesarios para evitar contagios

Todo pesimista tendrá ‘Peros‘, pero nosotros somos optimistas y propositivos, queremos y hacemos la invitación en formar la mesa técnica de trabajo para poder llegar a elaborar los protocolos de seguridad e higiene para poder tener los Cortejos Procesionales en la “Nueva Normalidad”.

La historia ha contado como se realizaban las procesiones

No está de más recordar que durante la Gripe Española entre 1917 y 1920 y azotados por los terremotos de 1917, 1918 o en 1976 los Cortejos Procesionales no dejaron de realizarse.

Los peores pesimistas dirán, “Fanatismo es querer sacar Cortejos Procesionales en Pleno Covid-19″; la realidad es que el virus llegó para quedarse, podrían pasar 3, 4, 5, 10 años para poder erradicarlo, y como te presentamos acá, el impacto de las Procesiones en Guatemala es muy importante, a tal punto que es uno de los mayores generadores de economía.

El camino no será fácil, pero con la ayuda de Dios, con mucho esfuerzo, y UNIÓN, si se podrían realizar nuestros Cortejos Procesionales.