La Virgen de Fátima nos tiene en su Corazón

Hace poco recibí en mi casa un sobre manila, justamente de la Campaña de la +Virgen de Fatima, me llamó la atención por ser grande, ya que pocas veces llega algo así y ya llevaba más de 8 meses que no recibía correspondencia de ahí, sin embargo al abrir el sobre jamás pensé lo que me iba a encontrar:

Una bella postal de la Nuestra Señora de Fátima con su inmaculado corazón, pero no era cualquier postal con la fotografía de ella, tenía algo especial y que dejó que en mi garganta se hiciera un nudo en la cual no sabía se expresar emoción o arrepentimiento. 

Virgen de Fatima

Imagen Virgen de Fatima

Ver la mirada de ella en esa postal me reconfortó, la Virgencita estaba en su advocación del Inmaculado Corazón,  y poco a poco yo bajaba la mirada, contemplando la hermosura de ésta señora del cielo y para mi sorpresa fue algo que jamás me esperaba; en una lucha constante de salvar almas, los +Heraldos del Evangelio en Guatemala imprimen Mi Nombre justo encima del Bendito y Consagrado Corazón de la Virgen de Fátima.
No sabía que decir, no sabía como reaccionar, al ver éste gesto tan íntimo, tan personal hizo que abrazara, acariciara la postal como si estuviese ella ahí en presencia. Ver mi nombre en su corazón me daba a entender que Ella no me olvida, que siempre está ahí pendiente de mí; y que jamás me ha de soltar de su mano. 
Quise compartirle ésta vivencia, porque seguro a algún +Cucurucho en Guatemala tuvo la bendición de recibirla y sino, pues invitarlos a localizar a éstos Soldados de Cristo para ayudar a fomentar el Reino de Dios a través de mi Reina de Fátima.
 
Soy un gran devoto de ella, porque me vió crecer y nunca jamás me dejó solo cuando estaba en una etapa muy difícil de mi vida económica y familiar, pero eso lo podría contar en otra anécdota cucurucha. Cada Cucurucho ha vivido anécdotas tanto en la Cuaresma y Semana Santa, como en cualquier otro día del año, y ¿cómo no compartirlas? si es así como glorificamos a Dios nuestro Señor y somos ejemplos de LUZ en el Mundo!
 
Ésta es la postal enviada, le dejé mi nombre para que vean cómo realmente lo enviaron; 

¡Ella es la Reina de Gloria y la certeza de la Victoria! 

postal de la virgen de fatima enviada por los heraldos del evangelio en guatemala. Foto: Glen García