Inicio » Curucucho » Vivencias » La valiosa herencia que me dejó mi abuelo cucurucho: Semana Santa

La valiosa herencia que me dejó mi abuelo cucurucho: Semana Santa

Semana Santa en Guatemala Jueves Santo

Anécdota de José Santos.

Quiero contar esta historia ya que por el pasar de los años se me hace un orgullo saber que mi devoción viene por mi abuelo cucurucho.

Hablar sobre él, es recordar con una gran amor lo que el me enseñó las cosas que me contaba, para no ir tan lejos les contare un dato muy importante sobre el y es que el amaba con toda el alma a Jesús Nazareno de Candelaria no había jueves santo que no me levantara temprano, y aun recuerdo que el se ponía su cucurucho y al principio me cuentan que me daba miedo, pero años después ya no molestaba.

El Nazareno de mi abuelo cucurucho

Me recuerdo muy bien que en ese tiempo habían los buses llamados preferenciales de color beige con lineas verdes y de donde vivíamos teníamos que tomar la Naranjona (la naranjona era un bus de color naranja  que trabaja los feriados y la manejaba don chilo un conocido de mi abuelo su nombre era don Isidro de Jesús Morales).

Bueno, para no cansarlos siempre asistíamos a las procesiones juntos con el aprendí mucho y nutri mi fe, cierto día me recuerdo que con mi mama visitamos  la basílica de santo domingo y fue por el año de 1998 y pues como uno de chiquito es curioso pues quería ir a ver al señor sepultado y decirle a mi mamá que ahí me llevaba mi abuelo cucurucho para viernes santo, pero sucedió que mi mamá no quiso entrar a la capilla del señor sepultado recuerdo muy bien que me dijo mijo ve anda entra pero yo de aquí te veré, pues fui yo tenía 8 años y pues asi quedó, nos fuimos y como a un niño no se le escapa nada nomas llego mi abuelo cucurucho esa noche le dije que mi mamá hizo esto y esto y mi abuelo cucurucho solo se rió, dos años más tarde fuimos con mi abuelo a visitar a el padre eterno de San Sebastián ya ahí en el parque nos sentamos y me dijo:

Te voy aclarar una duda que se que no te a dejado en paz” y se carcajeó, para mi sorpresa me recordó lo de la escena de mi mama  y me dijo te voy a contar resulta que tu mama estaba pequeña ella tenía 12 años y recuerdo muy bien que un viernes santo del año 1983  a eso de las 11 de la mañana le dije a tu mamá que se alistara par irnos a ver la salida del señor de santo domingo, pero tu mamá empezó a decir que no quería ir y que no tenía ropa bueno sus locuras de ‘patoja berrinchuda’ al final se alistó y nos fuimos todos al llegar a santo domingo levantaron el anda del señor y pues tu mamá lanzó un desagravio al señor diciendo que por Él, ella estaba ahí y que estaba aburrida.

En ese momento a tu mamá se le aguardaban sus canillas de la nada, recuerdo muy bien que ella empezó a llorar y en ese momento le dije que le pidiera perdón al señor por la ofensa cometida y ella en medio de su llanto pidió perdón y poco a poco fue recuperando la movilidad de sus canillas y luego caminamos con el señor sepultado hasta su entrada, por eso ella no entra a la capilla del señor porque ella dice que no es digna de estar con Él.

Semana Santa en Guatemala Jueves Santo con el abuelo cucurucho

Guardé esa historia muy valiosa para mi y ahí quedó, recuerdo muy bien que como al año le pregunté a mi mamá y me confirmó lo narrado por mi abuelo lo mismo, mi abuelo fue una persona muy buena, camine con él muchos años imagínense vestirme de cucurucho desde mi primer año de vida que legado de fe, recuerdo que formó parte de los cruzados de cristo del calvario del año 1992 al año 1997, cargaba en san José, la Parroquia, la Recolección, San Bartolomé becerra entre otras un amor de hombre entregado al señor y eso si muy estricto en las cosas  sagradas.

Lastimosamente la Semana Santa del año 2002 fue diferente a las demás pasamos una cuaresma muy bella el día jueves santo 28 de marzo de 2002 mi abuelo y yo llegamos como a eso de las 5 de la tarde, puesto que por la edad de mi abuelo ya no aguantaba caminar todo el recorrido del señor recuerdo muy bien que cenamos a eso de las 6 de la tarde y dijo que había que ir a visitar sagrarios a la medianoche y que dormiría un rato, a eso de las 8:30 de la noche mi abuelo había partido al cielo, fue un jueves santo duro para todos en la familia y aun para mi que camine con él mucho tiempo recuerdo muy bien que no sufrió con agonía,  un paro respiratorio lo llevó a perecer recuerdo muy bien que  con grande dolor de toda la familia, fue llevado a la funeraria en donde lo entregaron a las 5 de la mañana del día viernes santo 29 de marzo lo velamos todo el viernes santo y fue enterrado el sábado de gloria 30 de marzo.

El viernes santo fue muy duro puesto que con Jesús mi abuelo también estaba tendido, fue muy duro pero poco a poco el tiempo fue pasando, pero yo recordaba a mi abuelo con gran amor. la cuaresma y semana santa del año siguiente,  mi abuela fue impulsora de mi devoción puesto que ella pagaba mis turnos con mi mama, quiero contarles que con mucho cariño y amor y tal vez me dirán loco pero con toda la familia amamos ese JUEVES SANTO 28 de Marzo y me dirán ¿por qué? puesto que tenemos la fe puesta en Jesús de Candelaria que el se lo llevo con él al cielo a su morada santa, después de haberle servido casi por 40 años aquí en la tierra, cada jueves santo para mi familia y yo es muy especial ir a ver a Jesús de candelaria y recordarlo.

18 años después sin miedo  les puedo decir que camino con Jesús de candelaria y le pido que el día que yo muera también quiero irme con el y se que cuento con ello.

Quiero agradecer por haberme prestado su atención, puesto que esto tenía que salir a Luz, y me siento feliz de saber que mi abuelo conversa con jesús de candelaria y me ve y participa todos los jueves santos con migo.

Guatemala 26 de octubre de 2016.

Foto de portada: jesusenguatemala.com