La Semana Santa que se conmemora durante todo el año

Anda de Jesús de los Milagros

Anda de Jesús de los Milagros

Anda de Jesús de los Milagros

La Semana Santa… al nomas leer estas dos palabras mi memoria me desplaza a aquea hermosa tradición rica en sabores, olores, colores, sonidos y sentimientos. El leer tantas anécdotas de cucuruchos y cucuruchas que cuentan con tanta emoción lo que les ha pasado con sus imágenes de devoción, me puse a pensar «ojalá se pudiera vivir la Semana Santa todo el año».Y vean como es Dios, (es que ese papito si le atina) que a través de mensajes claros y directos nos muestra que sí se puede conmemorar esos días tan hermosos, y que se puede utilizar los 5 sentidos también; y que incluso puedo seguir con mi túnica puesta.

Bien dice el Papa Francisco: «Si cada uno de nosotros no se siente necesitado de la misericordia de Dios, no se siente pecador, es mejor que no vaya a Misa»

Domingo de Ramos = «Que alegría cuando me dijeron, vamos a la casa del Señor»

«Jesús entra a Jerusalem»: Antífona de Entrada, cantamos con gozo que Cristo está con nosotros.

Lunes Santo = Yo confieso ante Dios todo poderoso…

«Le perfuman los pies a Jesús» (Jn 12,1-11): Qué mejor forma que adorar a ese Dios amoroso con rodillas al suelo confesando nuestros errores; así como María, la hermana de Lázaro perfumando los pies de nuestro Señor como un gesto de gratitud porque sabemos que nuestro Rey es misericordioso.

Martes Santo = «Te rogamos Señor, óyenos»

«La negación de Pedro» (Jn 13,21-33.36-38): Nuestra debilidad humana nos hace caer, y muchas veces; incluso ¿a qué Cucurucho o Cucurucha no lo molestan por ser un «Cucurucho» y luego niega e incluso se burla de nuestro sentir? en la misa hay un momento idóneo para decirle a nuestro Señor que somos fieles, y que no se olvide de todos nosotros.

Miércoles Santo = «El Ofertorio y la presentación de los dones (Pan y Vino sobre el altar)

«Preparación de la Pascua» (Mt 26,14-25): Así como los discípulos llegaron con aquea persona a decirle «El Maestro dice: Mi tiempo está cerca; en tu casa voy a celebrar la Pascua con mis discípulos», ¿No crees que tú corazón es la mejor mesa en donde Jesús puede sentarse y habitar en él?, mientras estás dando tu ofrenda y haciendo el rito de preparación con el Sacerdote; prepárate tú también a recibirlo.

Jueves Santo = «Tomen y coman todos de Él»

«El fundamento de nuestra Fe» (Jn 13,1-15): ¿Te gusta recordar ese Jueves Santo blanco?, ¿suspiras por el moreno nazareno? ¡tienes la oportunidad de traerlo a tu presencia Cucurucho y Cucurucha! en ningún otro lugar podrás lograr este privilegio, que como Hijos de Dios y miembros de su Iglesia, hemos recibido desde aquél primer Jueves Eucarístico.

Viernes Santo = «Señor Mío y Dios Mío»

«Jesús muere en la Cruz» (Jn 18,1—19,42): Desde el credo hasta que comulgas mi querido Cucurucho y Cucurucha, ahí es donde fervorosamente cumples tu promesa de devoto cargador; llevas la Cruz de Cristo porque por Él hemos sido sanados, reconocemos a nuestro Salvador; aquí es donde abrazas ese madero y te quedas con él todo el año como estandarte de tu Fe.

Sábado Santo = Cordero de Dios que quitas el pecado del Mundo, danos la paz

Hay algo que debes tener claro cucurucho y cucurucha: que Jesús no vino a dividir al mundo, sino vino a dar testimonio de que todos somos uno, y que jamás debemos ser individualistas; nuestro prójimo está a tu lado y tal vez no hagas acciones de caridad, pero con un abrazo verdadero y sincero a tu hermano y hermana es la mejor forma de que demuestres que en verdad entiendes la causa y el porqué de la venida de Jesucristo. ¿por qué? te vuelvo a repetir: Si no estás bien con tu hermano, no estás bien con Dios.

Domingo de Resurrección = Vayamos en Paz

¡Esta es la razón del Cucurucho y Cucurucha! y así como dice la escritura: «Vayan y prediquen el Evangelio» (Marcos 16:15), nosotros como fervientes custodios de nuestras tradiciones; debemos serlo así también con el ejemplo; cuesta, y mucho; pero nadie dijo que los caminos del señor serían fáciles. ¿Quieres vivir realmente la Semana Santa? vívela como Dios lo pide y no como tu lo deseas, predica con tu ejemplo; y por ello al salir de la santa Misa, ve en paz y con la firme actitud de ser un mejor cucurucho o cucurucha (o sea, un auténtico cristiano).

¡No hay mejor manera que vivir la Semana Santa en la Santa Misa!, aquí es donde puedes estar siempre; ¿y sabes qué es lo mejor? que se puede vivirla todo el año, cada Domingo e incluso todos los días. ¿Quieres recordar el «va y ven» de las andas de Jesús o de María?, arrodíllate en el momento de la consagración, cierra los ojos e imagínate ese momento; en verdad sientes hasta el dulce aroma del corozo e incienso, solo es de materializar lo que con Fe deseas.

Si te gustó, compártelo a todos aqueos Cucuruchos y Cucuruchas que cuentan los días y las horas para que llegue la Semana Santa; cuéntales a los que no entienden el significado de ser Cucurucho que tú vives a Cristo en tu corazón y que por eso no te quitas la túnica.

Fuentes: Evangeli.net

LaLiturgia.org


Acerca de Glen Garcia

Coordinador general de "Cucurucho en Guatemala", fundador de "Cucurucho en El Salvador". Comunicador social, especialista en 'Marketing digital', experto en SEO y Cucurucho.