La réplica de la Virgen de Dolores de la Recolección y de Jesús de Candelaria


Mandar a hacer imágenes a réplica de una original es parte de nuestra imaginería guatemalteca, de hecho, como lo indica en el libro «Encuentro histórico con Jesús de la Merced», a raíz de la devoción y belleza de la imagen se mandaron a hacer copias que todos querían tener. En el departamento de Huehuetenango, a través de la junta directiva de la congregación juvenil del Sagrado Corazón de Jesús con el apoyo del párroco Marco Aurerio Alonzo y el vicario padre Selvin la iniciativa de mandar a hacer imágenes de pasión. Esto empezó por la falta de imágenes propias para la procesión infantil que se lleva a cabo cada Jueves Santo, las que salían en procesión eran el Nazareno de una familia huehueteca y la Virgen de la Hermandad de Huehuetenango. Si inicia un proyecto muy fuerte, por parte de la directiva de aquél entonces y el padre Selvin se envía a Guatemala a hablar con el escultor y se llega a un acuerdo de que las imágenes salen en un costo de Q40 mil. Se hacen distintas actividades para la recaudación de fondos y al lograr el monto establecido se mandan a traer las imágenes. La Virgen de Dolores es réplica de la Virgen de Dolores del Templo de la Recolección (La Chinita) y el Nazareno es réplica de Jesús de Candelaria, ambas elaboradas por el maestro Belter Velásquez. La bendición es dada por el Padre Selvin en el alba del día Jueves Santo del año 2012 y en horas de la tarde sale el cortejo procesional de las imágenes por primera vez. Hasta hoy siguen saliendo cada Jueves Santo en la tradicional procesión Infantil de Huehuetenango. Cabe destacar que las imágenes no se encuentran en Catedral, si no en casa de un miembro de la congregación.