La procesión más triste de Jesús Nazareno

La Ciudad de Guatemala de la Asunción es azotada nuevamente por fuertes sismos, fueron llamados los terremotos de San Gilberto. El terremoto de las 3:03 deja dolor y luto en Guatemala. Afecto el altiplano. el oriente y la zona central del pais incluyendo a la ciudad, y dejo un duelo y luto en el corazon por las más de 20,000 victimas.

La casa que guardaba al patron jurado quedo seriamente dañado, la boveda del Altar Mayor, donde se encontraba la Consagrada Imagen, oscilaba suspendida de dos muros, pues los restantes se desplomaron hacia atras del altar, destruyendo la casa de la Comunidad Jesuita.

Era imposible ingresar por la 5a. calle y se accedio por la casa que fue la Cruz Roja en la 4a. calle. Atras del altar estaba el “ropero de Jesus”, el cual se destruyo. siendo necesario desenterrarlo del ripio para rescatar las tunicas del Señor, asi como los leones de bronce de las andas…

A las seis de la mañana, el Rev. Padre Jorge Toruño S.J., en compañia del Lic. Raul Valdeavellano Pinot, Carlos Diaz del Cid y su hijo Carlos Manuel Diaz Maza, procedieron a bajar al Señor del Altar Mayor, mientras era trasladado a la biblioteca del colegio Loyola.

El Padre Toruño dice una frase que marcaria ese doloroso dia:

“ESTA ES LA PROCESION MAS TRISTE DE JESUS NAZARENO”.

Posteriormente se les unio el Padre Jesus Navascuez S.J. para trasladar a las imagenes de la Santisima Virgen de las Mercedes y la de Dolores.

Esa tarde, y por varios dias sucesivos, se efectuo un ritual que consistia en llevar a la Consagrada Imagen de Jesus Nazareno de La Merced al patio del colegio Loyola a las 4 de la tarde, a encontrarse con la veneracion de sus devotos. Entre estos habia algunos de aquellos niños que traviesamente corrieron por el potrero de Corona en 1918, lugar a donde emigro la Consagrada Imagen del Señor para esos terremotos y ahora, cincuenta y ocho años despues, esa generacion ya canada, esta fielmente presente con Jesus de La Merced.

Se procedia al rezo del Santo Rosario, colocandose un altar para celebrar diariamente una sencilla, pero concurrida y Solemne Eucaristia a las 5 de la tarde, posteriormente se retornaba la Imagen del Señor a la biblioteca del colegio Loyola.

En el extremo sur-poniente de donde posteriormente se construyo el actual gimnasio, se construyo una pequeña estructura metalica que funciono como iglesia provisional, siendo substituida por una mayor poco tiempo despues, dada la afluencia de fieles. Alli fue venerado el Señor, juntamente con las Imagenes de la Santisima Virgen de Dolores, San Nicolas de Bari y San Ignacio de Loyola, asi como el cuadro de San Judas Tadeo…

Jesus de la Merced a permanecido fiel junto a nosotros en los buenos y malos tirnpos, hoy recordamos a esos hermanos que ya estan en su presencia y que engrosan las filas que algún día nos tocara a nosotros acompañar, en la eternidad…

Jesús de la Merced bendícenos…

Fuente: a quien corresponda.

Etiquetas: