La historia no contada de la Virgen de Dolores de la Merced en la nueva Guatemala de la Asunción


La historia de la Consagrada Imagen de la Virgen de Dolores del templo mercedario ha estado llena de misticismo, leyendas y muchas teorías sobre su origen Hasta la fecha no se tiene certeza del artista que pudiera esculpirla. Algunos expertos la han atribuido a Pedro de Mendoza a mitad del siglo XVII, y otros han mencionado que pudiera ser anterior a esa época. El Licenciado Walter Gutiérrez en el librito Cuaresmal del año 2015 «Raíces Tricentenarias» hace una aproximación en la historia del arte de Guatemala ubicándola en la primera mitad del siglo XVIII, teoría que pudiera ser la más aceptada en la actualidad, puesto que los rasgos escultóricos no pertenecen a una etapa pre-barroca sino a barroco en su esplendor en pleno siglo XVIII por los rasgos de dramatismo en su rostro.
Bello rostro de la Virgen de dolores de la Merced.jpg

Bello rostro de la Virgen de dolores de la Merced

Si bien es cierto, que su historiografía presenta algunas dudas, lo que si podemos afirmar es que su culto y veneración procede de la época colonial, pues ya en los libros de aumentos y gastos de la Cofradía de Jesús Nazareno de la Merced en 1654 se hace mención de gastos para las actividades de veneración de la Dolorosa que durante los últimos 3 siglos han conformado una historia entrelazada y que complementa la devoción del nazareno mercedario. Ya para la primera parte del siglo XX el Encargado General del Culto a Jesús de la Merced, don Carlos Olivero Nelson fue invitando a que las damas pudieran llevar en hombros a la Dolorosa Mercedaria pues incluso en el nuevo de andas estrenado en 1922 para ambas imágenes se destina mayor cantidad de brazos para que más damas pudieran llevarla en hombros, de tal forma que la devoción a Jesús de la Merced que se consolidó durante el siglo XX a como la conocemos hoy en día incluía un espacio importante para nuestra Señora de Dolores.
Procesión Virgen de dolores de la Merced

Procesión Virgen de dolores de la Merced

En su ajuar de ropajes se conservan finos mantos y tunicelas que ricos bordados en oro y plata de una elegancia de alta categoría fruto de ese paso adelante en cuanto a su devoción que mencionamos en el anterior párrafo. De este conjunto de ropajes sobresalen muchas piezas que hacen juego con algunas túnicas de Jesús Nazareno y otras que cobran riqueza artística e histórica, como aquellas que incluyen azucenas en alusión a la Maternidad Virginal de María. Ya en la gestión del Padre Orlando Aguilar, como Encargado General del Culto a Jesús Nazareno de la Merced y Santísima Virgen de Dolores se trabajó en un proyecto de llevar la devoción a la Virgen Dolorosa abriendo brechas en cuanto al tamaño y cantidad de actividades relacionadas con su devoción, como la Procesión de Velación que si bien siempre se ha realizado el 15 de septiembre y de forma intramuros, se realiza ahora en las calles del barrio mercedario donde sale a imponer la bendición de madre protectora y a recibir múltiples muestras de agradecimiento y veneración. También, a partir de esta década que vivimos, se abrió el espacio para que también los caballeros pudieran llevarla en hombros en las procesiones de Martes Santo y Viernes Santo, entendiendo que esa creciente devoción también incluía a muchos devotos de genero masculino, y que en pleno siglo XXI la diferenciación de géneros no debería ser un obstáculo para el acercamiento de la imagen de la Madre de Dios con sus devotos. Aunque la fiesta titular se conserva siempre para el 15 de septiembre, la velación y procesión anual se celebra siempre el segundo domingo de septiembre, permitiendo así que todo el conjunto de devotos pueda acercarse y ser parte de las actividades devocionales que se realizan. Virgen de dolores de la Merced Es como momento esplendoroso de esta creciente devoción que en el Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo de 2015, después de una misa solemne, el Arzobispo Metropolitano de Guatemala, Oscar Julio Vian, tuvo a bien realizar el acto de consagración solemne de dicha imagen ante cientos de devotos que pudieron observar cómo fueron colocado óleos sobre su frente, manos, pies y pecho, en un homenaje pletórico de amor y devoción a María. Este ritual estuvo acompañado por el Padre Orlando Aguilar, S.J, el Padre Maynor Pinto, S.J. y otros miembros de la Compañía de Jesús. La ceremonia estuvo apadrinada por las imágenes de San Pedro Nolasco y San Ignacio de Loyola, fundadores de las órdenes rectoras que ha tenido el Templo de la Merced, y las imágenes de San Juan de Dios, Capilla de las Misericordias; Santa Teresa de Ávila, Templo de Santa Teresa; San Felipe Neri, Parroquia de la Santa Cruz; Santo Domingo de Guzmán, Templo de Santo Domingo; Señor San José quienes llegaron en procesión el día anterior. La Consagrada Imagen de la Virgen de Dolores de la Iglesia de La Merced, es una de las imágenes de mayor devoción de la Semana Santa Guatemalteca siendo procesionada al menos 3 veces en el año, Martes Santo en la Procesión de La Reseña; Procesión Solemne de Viernes Santo, ambas junto a Jesús Nazareno. Y finalmente el segundo domingo de septiembre durante la solemne Velación Anual. Su mirada al cielo implorando piedad y la marcada expresión de dolor contrastan con la ternura y amor que irradia la imagen de pasión de la Madre de Dios, haciéndola y confirmándola como la compañera perfecta del culto y devoción que se rinde a la Consagrada Imagen de Jesús Nazareno de la Merced, quien el pasado mes de agosto cumplió 300 años de haber sido consagrada. Fuente: Parroquia Nuestra Señora de las Mercedes, Ciudad Guatemala.

Acerca de Cucurucho en Guatemala

Este espacio es de libre opinión, por tanto, no significa que el proyecto Cucurucho en Guatemala comparta los ideales, testimonios o comentarios que en esta sección se encuentran. Los autores de las anécdotas son de propiedad de quien las envía y nosotros únicamente las publicamos.