La gritería del 14 de agosto de la Asunción en Nicaragua   ¡Actualizado!


La gritería de Penitencia El volcán Cerro Negro, desde que nació el 13 de abril de 1850 ha hecho erupción varias veces atormentando a los habitantes de la ciudad de León Santiago de los Caballeros que se sitúa a escasos 25 kilómetros al suroeste del volcán en el occidente de Nicaragua.

La griteria de la Virgen de la Asunción en Nicaragua (8)

Entre los meses de julio y agosto de 1947 hizo erupción y era tal la lluvia de ceniza sobre la ciudad que se acumulaba en las calles, los techos de tejas de las casas colapsaban y peligraba hasta la misma azotea de la imponente Catedral.

La griteria de la Virgen de la Asunción en Nicaragua (7)
La griteria de la Virgen de la Asunción en Nicaragua (2)

No se podía respirar por lo que el obispo de dicha diócesis Isidro Augusto Oviedo y Reyes le prometió a La Bendita Virgen María, que en ruego por su intercesión ante Dios Todopoderoso, se celebraría «La gritería de Penitencia», conocida popularmente como «La gritería Chiquita» para no confundirla con la del 7 de diciembre, sorprendentemente en la noche del 14 de agosto paró la erupción y desde entonces cada 14 de agosto (víspera de la fiesta de La Asunción de La Bendita Virgen María), se celebra esta fiesta religiosa popular propia de Nicaragua.

La griteria de la Virgen de la Asunción en Nicaragua (1)

La historia de la Gritería Chiquita

Las celebraciones de esta histórica gritería del 14 de agosto, se remonta al 14 de agosto de 1947, cuando el entonces obispo Isidro Oviedo y Reyes, la instauró como celebración de penitencia por el milagro hecho por la Virgen María de hacer cesar la furia del Cerro Negro que desde el 14 de julio de ese año comenzó a hacer erupción, llenando de gas y cenizas al pueblo.

La griteria de la Virgen de la Asunción en Nicaragua (3)

Acerca de Cucurucho en Guatemala

Este espacio es de libre opinión, por tanto, no significa que el proyecto Cucurucho en Guatemala comparta los ideales, testimonios o comentarios que en esta sección se encuentran. Los autores de las anécdotas son de propiedad de quien las envía y nosotros únicamente las publicamos.