La «Conchita» en el Tradicional Rezado Procesional de la Inmaculada de Catedral Metropolitana


Luego de presentarles con mucho gusto el texto Datos sobre la Inmaculada Concepción de la Virgen María de Catedral Metropolitana (partes I, II y III), original de nuestro amigo Luis Pedro Villagrán, ahora les contaremos un poco sobre el formidable son «Conchita», compuesta por él.

Luis Pedro, evidentemente, fue inspirado por Nuestra Santísima Madre María desde pequeño, según me relató celosamente. Desde un lejano 9 de diciembre de 2000, cuando vio por primera vez el egreso del Santuario de San José del imponente cortejo de la Inmaculada Catedralicia, todo cambió para él.

Comenzó a visitar más seguido a Nuestra Señora desde entonces, y tal como nos ocurre a muchos cucuruchos, de alguna u otra forma sintió un regocijo en su corazón cada vez que pisaba la majestuosa Catedral Metropolitana y, específicamente, su capilla.

Con el paso de los años y conforme su devoción se acrecentaba y fortalecía, y por supuesto, gracias a los dotes musicales de nuestro querido amigo, fue que nacieron dos sones a los que llamó «La Inmaculada Concepción» y «Conchita». Las partituras de estos fueron entregadas al padre José Luis Colmenares, rector del templo, como un tributo y forma de agradecimiento a todos los favores recibidos.

«Conchita» se toca única y exclusivamente en el turno que, desde hace 4 años, Luis Pedro ha solicitado para sus personas más allegadas, entiéndase familia y amigos y tengo la dicha de poder externar, queridos amigos, que yo he sido uno de los afortunados que por primera vez, tomaré el turno de este año con mucha emoción y reiterando mi agradecimiento a LuisPe.

El turno de Luis Pedro Villagrán Ruiz se realiza de la 1a. a la 1a. Calle «C» sobre la 1a. Avenida, precisamente donde la banda interpretará «Conchita». Este año, Luis Pedro cumplirá 16 de llevar en hombros a la Consagrada Imagen de la Inmaculada Concepción de Catedral.

Así es que la invitación está servida. No solamente para que nos acompañe en todo el cortejo, sino también en este turno especial para Luis Pedro. Y en aras de que realmente sea algo mucho más especial, con mucha alegría les contamos que nuestro querido amigo ha tenido la gentileza de otorgarnos un turno para que podamos sortearlo con ustedes, los Cucuruchos en Guatemala.

Author: Esvin Lopez