La cofradía del Santo Escapulario

cofradia de la virgen del carmen en guatemala

La Cofradía del Santo Escapulario de Nuestra Señora del Carmen y Santa Teresa, con su sede en la Rectoría de Nuestra Señora del Carmen cumple 385 años de haber sido fundada bajo el amparo de la Reina y Hermosura del Carmelo, cuya devoción ha perdurado por espacio de casi 400 años en la Ciudad De Guatemala en sus sedes de Panchoy (Santiago de los Caballeros) y en la Nueva Guatemala de la Asunción. Por espacio de 385 años se ha expandido la devoción a Nuestra Señora a través del Santo Escapulario en Guatemala el cual, como prenda de predestinación, ha servido para acercar a los creyentes a una vida de auténtica conversión y arrepentimiento, siendo utilizado como un sacramental y signo que nos ayuda a vivir santamente y a aumentar nuestra devoción, propiciando la renuncia al pecado.

El cronista Domingo Juárroz y Montúfar en su “Compendio de la Historia de la Ciudad de Guatemala” Tomo 1, página 164 menciona lo siguiente:

“La Cofradía del Santo Escapulario de Nuestra Señora del Carmen, una de las más célebres que hay en la Santa Iglesia y de las de más aclamación que tiene este Reino, fue erigida el día 3 de septiembre de 1634, por el Ilustrísimo Señor Doctor don Agustín de Ugarte y Saravia, en el altar de Santa Teresa de la Santa Iglesia Catedral de esta ciudad, a petición del Señor Maestre Escuela Don Francisco Muñoz y Luna, quien exhibió una patente del Padre Provincial de Carmelitas de México, en que le confería facultad para dar escapularios. Por orden del expresado Señor Obispo, se juntaron el Señor Muñoz, Prioste, y los demás Hermanos el 15 del mismo mes y compusieron las Constituciones para el buen régimen de la cofradía, que fueron aprobadas por Su Ilustrísima el 20 de noviembre de 1634. Cuatro años después se trasladó esta Confraternidad a una ermita que edificaron los cofrades.”

Es interesante acotar que ésta cofradía era una de las más populares al momento en que Domingo Juárroz escribe su obra estando ya asentada la Ciudad de Guatemala en el Valle de la Ermita. Dicha cofradía hizo todas las gestiones pertinentes para desligarse de la Santa Iglesia Catedral para construir un templo dedicado enteramente a la devoción a Nuestra Señora del Carmen, siendo fundada la ermita primitiva el año de 1638, pasando tiempo después a presidir el Templo una Imagen hermosa de Nuestra Señora de estilo Manierista la cual fue regalo de Santa Teresa de Jesús para América, dicha imagen venía del Virreinato del Perú.

Entre los preciados bienes con que contaba la Cofradía del Santo Escapulario podemos mencionar una escultura de Nuestra Señora del Carmen de tamaño natural de marcado estilo barroco, la cual se sabe peregrinó por el interior de Guatemala y parte del Sur de México demandando limosnas para la construcción de su templo. Una pintura realizada por el mexicano José de Ibarra da fe de esta parte de la historia del Templo de Nuestra Señora del Carmen, donde se muestra la escultura de Nuestra Señora con el Niño Dios en sus brazos revestida como los peregrinos de Santiago de Compostela, siendo reverenciada por Santa Rosa de Lima lo que hace suponer que la Imagen guatemalteca pasó por un convento de monjas dominicas demandando limosnas para la construcción de su templo. Por la fecha de la muerte del pintor José de Ibarra (21 de noviembre de 1756) hace pensar que ésta imagen peregrinó para recolectar fondos en sufragio de la reconstrucción del Templo de Nuestra Señora del Carmen de Santiago de Guatemala, después de los terremotos de San Miguel del 29 de septiembre de 1717. Esta imagen por mucho tiempo pasó inadvertida por la feligresía hasta el año 2013 en que, por gestiones del Rector del Templo, Pbro. Abel García Méndez, salió en procesión el tercer domingo del mes de julio de 2013 después de mucho tiempo de no hacerlo.

Una pintura realizada por el mexicano José de Ibarra da fe de esta parte de la historia del Templo de Nuestra Señora del Carmen, donde se muestra la escultura de Nuestra Señora con el Niño Dios en sus brazos revestida como los peregrinos de Santiago de Compostela, siendo reverenciada por Santa Rosa de Lima lo que hace suponer que la Imagen guatemalteca pasó por un convento de monjas dominicas demandando limosnas para la construcción de su templo.

Por tal motivo y como un homenaje a la Cofradía del Santo Escapulario de Nuestra Señora del Carmen y Santa Teresa, el Párroco del Sagrario Pbro. José Luis Colmenares, hará un reconocimiento a esta antigua institución la cual fue fundada en la Catedral de Santiago de Guatemala, haciéndose de manera simbólica la unión de hechos acontecidos en la vieja Panchoy ya en la Nueva Guatemala de la Asunción, presidiendo éste acto conmemorativo la Antigua y Venerada Imagen Procesional de Nuestra Señora del Carmen la cual, como joya preciada de la Cofradía y de la Rectoría del Carmen hará su ingreso al templo Catedralicio reafirmando el compromiso que cientos de cofrades hicieron a lo largo de 385 años, motivados por el amor a María Santísima a través del Santo Escapulario, recalcando las sagradas promesas que Nuestra Señora hiciera al pie del Monte Carmelo y sus devotos: En la vida protejo, en la Muerte Ayudo, del Purgatorio Libero.

Información gracias a Igor Toledo.

Author: Glen Garcia

Coordinador general de "Cucurucho en Guatemala" y "Cucurucho en El Salvador". Comunicador social, especialista en 'Marketing digital', experto en SEO y Cucurucho.


Acerca de Glen Garcia

Coordinador general de "Cucurucho en Guatemala" y "Cucurucho en El Salvador". Comunicador social, especialista en 'Marketing digital', experto en SEO y Cucurucho.