La calle de la amargura: los pasos que dio Cristo al Calvario

En los primeros años del siglo XVII, los frailes terciarios o hermanos de la tercera orden franciscana laicos que adoptan parte de las reglas de la vida religiosa estudian distintos lugares para establecer una iglesia propia San Francisco, y El Calvario en Santiago de los Caballeros de Guatemala.

Según los cánones, era necesario que se escogiera un sitio que al salir de la iglesia estuviera a mil 322 pasos de ella, de acuerdo con la distancia que Jesús recorrió desde el palacio pretoriano hasta el monte de El Calvario, donde fue crucificado. Esa ruta es conocida como la Vía Sacra, y en ella se realizaron las 14 estaciones, señala la obra El tesoro de El Calvario.

De ahí se deriva el nombre de Calle de los Pasos, antes Calle de la Amargura, y que los devotos recorren como penitencia durante el viacrucis.
El primer ejercicio espiritual, en 1619, fue recibido en el lugar donde se erigiría la Ermita de El Calvario, por autoridades y personajes importantes de la ciudad. Quienes portaron algunos elementos propios de la pasión de Cristo, que pertenecían a la más alta jerarquía social de Santiago.

Foto: ADCA en facebook.
  • 1618: Se establece el lugar donde se contruiria la Ermita El Calvario. Se marcan los lugares donde se ubicarían las estaciones del viacrucis. El 30 de noviembre se coloca una sencilla cruz de madera en el sitio correspondiente a cada uno de los pasos.
  • 1619: El 15 de febrero se estrenan los pasos de la Vía Sacra. Se hacen nichos en los muros, donde se coloca una obra sencilla de la escena de cada estación. Eran profundas para colocar velas y se les coloca puertas; solo se abrían para la Cuaresma.
  • 1691: Se sustituyen los nichos por capillas de mampostería, con techo abovedado y altar. Se colocan lienzos creados por hermanos terciarios, e imágenes.La mayoría quedan destruidas por los terremotos de 1773.
  • 1927: El canónigo Manuel Benítez Tánchez, gran devoto del Santo Hermano Pedro de San José de Betancur, instituye el viacrucis del Hermano Pedro o del Silencio, que sale a las 3 horas. Participan solo hombres, en absoluto silencio.
  • 1942: Durante el gobierno de Jorge Ubico (1931-1944) se restauran, con ocasión del cuarto centenario de la fundación de Santiago (1943). Las pinturas de principios del siglo XVII desaparecen. Se coloca una serie de esculturas.(estas ultimas hoy en el museo de San Francisco el Grande)
  • 1994: Las actuales estaciones son las que se construyeron en el siglo XVII, aunque restauradas. Durante el más reciente proceso de remozamiento se retiran las imágenes y se encargan los óleos al artista antigüeño Freddy de León.

A mediados del siglo XVII el viacrucis de la Calle de los Pasos cobra una importancia especial, cuando este ejercicio religioso lo practica el Santo Hermano Pedro de San José de Betancur todos los viernes del año, a las 3 horas. Como manera de penitencia, llevaba una cruz y vestía de Nazareno.

Viacrucis del Silencio
En la actualidad, el recorrido del viacrucis se realiza a las 3 horas El viernes de Dolores y participan solo hombres, quienes llevan en hombros a Jesús Nazareno de El Calvario. Las mujeres hacen este recorrido los hasta el 2016 el sábado anterior a ramos, a las 5 horas. En los dos casos se concluye la penitencia con una celebración eucarística en la antigua Ermita del Calvario.

Jesús Nazareno de El Calvario
Existen pocas referencias sobre esta imagen. Al compararla con obras similares y al seguir un estudio de la evolución de la estética, se puede ubicar entre finales del siglo XIX e inicios del XX. Mide 160 cm de alto.Su mirada suave es poco expresiva, casi perdida. Se encuentra en la capilla del Santísimo de la Ermita de El Calvario. Debió ser colocada en este sitio a comienzos del siglo XX.

ADCA
#siemprecucurucho

Redacción Esler Hernández

Extraído de la fan page de ADCA.

Cucurucho en Guatemala

Este espacio es de libre opinión, por tanto, no significa que el proyecto Cucurucho en Guatemala comparta los ideales, testimonios o comentarios que en esta sección se encuentran. Los autores de las anécdotas son de propiedad de quien las envía y nosotros únicamente las publicamos.