Jesús Nazareno del Rescate

Jesús del Rescate

Jesús Nazareno del Rescate es una imagen que se considera fue tallada por el escultor Mateo de Zúñiga en el siglo XVII.

En un inicio esta imagen era venerada en el convento de las religiosas carmelitas descalzas de Santa Teresa, en la ciudad de Santiago de los Caballeros de Guatemala.

Las religiosas de esa orden dedicaban su vida a servir al prójimo, es decir que proveían a las personas de escasos recursos con alimento, vestuario, entre otros.

Rostro de Jesús Nazareno del Rescate
Rostro de Jesús Nazareno del Rescate

Esas acciones traían como consecuencia que la situación económica del convento fuera difícil, por lo que las monjas se veían en la necesidad de empeñar algunas de sus pertenencias.

En su momento la necesidad llegó a ser tan grande que se tuvo que empeñar la imagen del Nazareno, sin embargo y gracias a la ayuda económica de varias familias devotas, dicha imagen siempre se lograba recuperar, por ese motivo se le dio el nombre de Jesús del Rescate ya que en repetidas ocasiones fue rescatado por fieles devotos-.

Luego del terremoto de 1773 y con el traslado de la capital hacia Guatemala de la Asunción, las pertenencias de las religiosas carmelitas fueron llevadas a la nueva ciudad, en donde luego de varios acontecimientos, la imagen de de Jesús fue resguardada en el nuevo Templo de Santa Teresa de Jesús, el cual pasó a ser responsabilidad de los sacerdotes carmelitas descalzos.

Con el propósito de fomentar la devoción a la imagen de este Nazareno, los sacerdotes realizaron la primera procesión de la misma el Miércoles Santo del año 1926.

En el año 1941 la imagen dejó de salir en procesión y fue hasta en el año 1955 que un grupo de devotos organizaron y fundaron la Asociación de Jesús Nazareno del Rescate del Templo de Santa Teresa, con la que se volvió a realizar una procesión con el Nazareno.

Con los años, la devoción hacia Jesús Nazareno del Rescate se incrementó tanto que el 10 de marzo de 1972, la imagen fue consagrada por el Cardenal Obispo de Guatemala Monseñor Mario Casariego y Acevedo.

Procesión de Jesús Nazareno del Rescate
Procesión de Jesús Nazareno del Rescate

La procesión de Jesús Nazareno del Rescate

Una particularidad de la procesión de Jesús Nazareno del Rescate es la interpretación de las marchas oficiales de la procesión, las cuales fueron compuestas por el maestro Isidro Arana (Q.E.P.D.) y que no existe grabación alguna por decisión del mismo maestro Arana de no ser interpreta en ningún otro momento que no sea el día Miércoles Santo al egreso e ingreso de la procesión.

Se sabe que antiguamente era llamada cofradía de Jesús Nazareno del Rescate, que era la encargaba de la procesión el día Martes Santo, en el año 1955 en una reunión informal, un grupo de devotos entusiastas deciden retomar la procesión del miércoles santo quedando establecida la Junta Directiva, que luego en el verano de 1958 deciden ausentarse por diversas causas, lo cual hace que el Padre Superior Federico Nanne y Aycinena tome la decisión de desintegrar a la Junta Directiva y nombra a los dos únicos miembros activos: Don Osvaldo Aquino Coronado y Don Jorge Lorenzo Flores, Encargados Generales de la Procesión de Jesús del Rescate.

En la actualidad el cortejo procesional está bajo la responsabilidad de un grupo de colaboradores que participan de forma modesta y desinteresada, con el apoyo de la comunidad carmelita de Santa Teresa.

¿Por qué «el Nazareno Carmelita»?

La Orden de las Carmelitas Descalzas, llegaron a Guatemala, por el año de 1676 y se ubicaron en un Convento e Iglesia en la Ciudad de Santiago de los Caballeros de Guatemala, en 1677.

Según algunos datos históricos, en 1773, durante los terremotos que azotaron la Ciudad de Santiago de los Caballeros, el convento de las Monjas Carmelitas sufrió serios daños. Y, en 1779, con el traslado de la Capital del Reino de Guatemala, al Valle de la Virgen o de la Ermita, las Monjas se trasladan con todo y sus pertenencias más valiosas, entre las cuales podríamos referir pinturas que podrían situarse en el siglo XVI, el Cristo de las Profesas, que actualmente se venera en la nave izquierda de la Iglesia de la Rectoría de Santa Teresa; y, por supuesto la bellísima Imagen de Jesús Nazareno, que ellas habían solicitado esculpir, para su culto privado. De esa cuenta, es que también es llamado como el Nazareno Carmelita.
La Imagen de la Consagrada Imagen de Jesús Nazareno del Rescate, ha estado, pues, en la ciudad de Guatemala de la Asunción, en el Valle de la Virgen o de la Ermita, desde el año de 1779, es decir 241 años al año 2020.

Algunos datos de la Imagen:

Como ya antes he referido la Imagen se atribuye al insigne maestro antigüeño don Mateo de Zúñiga, burilada aproximadamente a mediados del siglo XVII. La escultura mide un metro con sesenta y un centímetros, por el grado de inclinación que tiene, pero su tamaño real es de un metro con ochenta y un centímetros, y cuenta con grandes rasgos del período barroco. Como las obras perfectas, propias de la época de la colonia, cabe destacar que posee finos acabados en su rostro ensangrentado, manos y pies que muestran sus venas producto de un sumo esfuerzo, ubicándose el pie derecho en posición perfecta de un paso firme; y el pie izquierdo en una posición horizontal que sostiene el cuerpo con la inclinación propia de la persona que soporta un peso fuerte sobre sus hombros y camina. Podríamos decir que es una imagen en movimiento.

Algunas historias se ciernen sobre la Imagen:

La tradición oral ha venido relatando, a través de los años, la más importante historia, sobre que, la Milagrosa Imagen de Jesús Nazareno Carmelita, fue llamada como del Rescate, en virtud que las Monjas Carmelitas Descalzas, derivado de sus múltiples servicios de caridad, se vieron en muchas penurias económicas en diferentes ocasiones, lo que les obligaba a empeñar la Imagen a prestamistas que existían ya, en la muy noble y muy leal ciudad de Guatemala, en aquellos días. Pero cuando ya se vencían los plazos para el pago de los préstamos y las Monjas no tenían dinero para recuperarlo, aparecían milagrosamente personas piadosas que pagaban lo adeudado; y, la casa de empeño, devolvía la Imagen al convento de las Monjas Carmelitas. Se ha dicho, adicionalmente que, no se sabía el nombre de las personas benefactoras que pagaban los adeudos, tomando dichas acciones misteriosas como milagrosas; y, que por ello fue llamado Jesús Nazareno del Rescate.

Personalmente, considero que el apelativo del Rescate a nuestra Imagen Consagrada, es una realidad natural en la historia de la Salvación. Jesús pagó con su Sangre el Rescate de la humanidad, hundida en el pecado.
El rescate lo paga quien no tiene culpa, pero lo hace en favor de otro, que puede o no ser culpable.

Algunos personajes más recientes relacionados con la Consagrada Imagen.

Antes que la Capellanía de Santa Teresa fuera devuelta, por el Excelentísimo Señor Arzobispo de Guatemala, Monseñor Mariano Rossell y Arellano, a la Orden de los Carmelitas Descalzos de la Provincia de San Joaquín de Navarra, España, la Iglesia de Santa Teresa, estuvo bajo la administración de sacerdotes diocesanos, entre quienes podrían mencionarse al Padre Raúl Gaytán, Monseñor Juan Gerardi Conedera, cuando aún no era Obispo; y al Padre Federico Nanne, quien atinadamente convocó en el año de 1955 a reunir un grupo de personas que se encargara del culto a la Imagen de Jesús Nazareno, renaciendo así las procesiones cuaresmales. Aunque cabe señalar que, en 1955, se realizó un cortejo procesional en el mes de noviembre, por la celebración de Cristo Rey; lo que constituyó la primera procesión en la nueva época, de estas actividades de fervor y devoción popular en esta Iglesia.

Es necesario mencionar especialmente, al Padre Juan Pablo Mendía, OCD., quien fue un incansable motivador en la fe y en el trabajo pastoral de la feligresía, no sólo de Santa Teresa sino de toda la feligresía guatemalteca, principalmente desde el movimiento de Cursillos de Cristiandad, que dirigió por algunos años. A él se debe la construcción de la actual Iglesia y Convento de Santa Teresa, cuando después del terremoto de 1976, esos espacios físicos sufrieron serios daños estructurales. Se armó de valor y hasta tuvo que enfrentar a las autoridades civiles de la época, para asumir personalmente la responsabilidad de la reconstrucción del actual bello templo.

Fray Juan Pablo Mendía, tomó parte activa en todo el proceso, como si fuera un albañil más, cargando los sacos de cemento, hierro y carretillas de arena, para lograr finalmente su objetivo. Su filosofía fue visionaria, dejando los espacios lo suficientemente amplios, para todo tipo de actividad, como los cortejos procesionales del día Miércoles Santo. Encomendó todo el trabajo de carpintería a Don Osvaldo Aquino Coronado, quien realizó lo que ahora se ve tallado en madera en todo el templo y parte del Convento.

Por los años cincuenta, las Iglesias contaban con músicos filarmónicos que acompañaban todas las celebraciones litúrgicas. Santa Teresa no fue la excepción, teniendo como Maestro de Capilla, al insigne músico y compositor Don isidro Arana (cariñosamente llamado Don Chilo). Fue él, quien precisamente se inspiró para componer las dos marchas fúnebres oficiales para los cortejos procesionales de Santa Teresa, la primera Jesús Nazareno del Rescate, dedicada a Jesús Nazareno y la segunda Junto a la Cruz, dedicada a la Santísima Virgen de Dolores. Según decisión del mismo Maestro Don Isidro Arana, las “marchas dedicadas” sólo pueden interpretarse dentro del templo carmelita, a la salida y al ingreso de nuestras imágenes.

Con el Padre Juan Pablo, se podrían mencionar los nombres de personajes laicos, como don Luis Aquino, padre de don Osvaldo Aquino Coronado, Don Jorge Lorenzo Flores, quienes conformaron la primera Directiva de la Asociación de Jesús Nazareno del Rescate y de la Santísima Virgen de Dolores. En 1958, el Padre Federico Nanne, decide dejar en manos de don Osvaldo Aquino Coronado y de don Jorge Lorenzo Flores, la organización de los cortejos procesionales de la Imagen del Nazareno de la iglesia de Santa Teresa.

Don Sergio Pérez Hernández, ha sido un colaborador sin descanso en las actividades procesionales, empezando por aquellos años en que no se lograba vender todos los turnos, a pesar que era poco el número de cargadores, el horario y recorrido procesional, y durante el mismo, don Sergio, iba ofreciendo, a las personas que presenciaban el cortejo desde las aceras, los turnos que se deberían cargar en la siguiente cuadra, para lograr llenar el cupo de cargadores. Aún ahora, a pesar de su avanzada edad y su estado de salud, camina alegre y fervorosamente el recorrido procesional, ayudado por un bastón.

De la Consagración:

Derivado del aumento considerable en el fervor y devoción que se le fue tomando a la Imagen, siendo Capellán de Santa Teresa, el Padre Juan Pablo Mendía, OCD., se gestionó ante la Santa Sede la Consagración de nuestra Imagen Carmelita. El entonces Embajador de Guatemala, ante la Santa Sede, el Licenciado Don Luis Valladares y Aycinena, fiel devoto de la Imagen y feligrés de esta Iglesia, fue el encargado de llevar tal solicitud a su Santidad el Papa Pablo VI, quien por medio de Bula Papal otorgó el consentimiento para que fuera consagrada, delegando tal potestad y acto de Consagración, en el Arzobispo de Guatemala, don Mario Cardenal Casariego y Acevedo. En Guatemala, es la única Imagen Consagrada, mediante Bula Papal.

El acto de Consagración se realizó el día diez de marzo, en el Templo Carmelita y fue auxiliado por los Sacerdotes: Félix Málax, OCD., Provincial de la Orden de los Carmelitas Descalzos y Juan Pablo Mendía, Capellán de Santa Teresa, ambos de la Provincia de San Joaquín de Navarra, España. Fueron nombrados Padrinos de la Consagración el Excelentísimo Señor Embajador ante la Santa Sede: Don Luis Valladares y Aycinena y su distinguida esposa doña María Molina de Valladares y Aycinena. También estuvieron presentes los encargados de la organización de los cortejos procesionales don Osvaldo Aquino Coronado y don Jorge Lorenzo Flores, así como una multitud de feligreses de la capellanía y devotos de la Imagen.
A partir de esa fecha, debe llamarse correctamente, Consagrada Imagen de Jesús Nazareno del Rescate.


Acerca de Glen Garcia

Coordinador general de "Cucurucho en Guatemala", fundador de "Cucurucho en El Salvador". Comunicador social, especialista en 'Marketing digital', experto en SEO y Cucurucho.