Jesús de los Milagros y el ansiado turno 25

Andas de Jesús de los Milagros

(texto original de Nilson Isaac Coyoy Álvarez)

Mi familia y yo hemos sido grandes devotos de Jesús de los Milagros; me acuerdo que desde niño me llevaban a ver pasar al soberano “Rey del Universo“; año con año mi devoción fue ha aumentando hacia la imagen hasta nuestros días.

Desde pequeño siempre soñaba con cargar a Jesús de los Milagros; este año fue cuando decidí que ya era hora para llevar en hombros al nazareno josefino y como ya saben todos, para poder conseguir contraseña en San José es muy difícil, pero no me importaba, estaba muy decidido a poder hacer largas colas con tal de caminar un Domingo de Ramos en sus filas ahí a su lado.

Lastimosamente por cuestiones de tiempo no puede conseguir contraseña, me sentía muy mal, estuve buscando por varias semanas a alguien que me vendiera un turno pero no encontré; un día observé una publicación de una fan page (Cambio de Turnos) que decía que iban a estar sorteando un turno tanto como para Jesús de los Milagros como para Cristo Rey y demás imágenes; quedé bien atento a las publicaciones , realizaron la Primera publicación pero me percaté que lo habían hecho 1 día antes y 2 horas después anunciaron que no la iban a validar, ya que muchos no le habían dado ‘like’ a la fanpage, realizaron diversas preguntas a las cuales me ayudó incluso a conocer más sobre mi Jesús de los Milagros, su historia y su hermosa devoción; con gran ansiedad esperaba que mi respuesta pudiese ser la ganadora, a los 5 minutos publicaron al ganador y para mi sorpresa: era yo. No me lo creía, recibí con gratitud el turno 25, justamente el brazo 100.

Así se llegó la hora y con mucho entusiasmo cargué mi ansiado turno 25, desde ese día estoy mucho mas agradecido con El Rey del Universo, lastimosamente mi cartulina se perdió pero lo que importa es que se cumplió un sueño y queda en los recuerdos de esta bella Semana Santa 2015 que pude llevar en hombros a Jesús de los Milagros.

¿Qué te sucedió a ti en ésta Semana Santa? ¡cuéntanos!

Contar mi anécdota aquí