Jesús de Candelaria, ‘Cristo Rey’, en hombros después de 15 años

Jesús de Candelaria

El domingo 18 de enero de 2015, fue el único día disponible para obtener un turno para llevar en hombros a la Consagrada imagen de Jesús de Candelaria, «Cristo Rey«.

Los devotos cargadores se hicieron presentes a la iglesia ubicada en la 13 avenida 1-12 de la zona 1. Era también la tercera y última convocatoria para los cargadores antiguos para adquirir su turno.

Naturalmente, las filas eran enormes. Según algunas personas, varios cucuruchos incluso pernoctaron a inmediaciones del templo y muchos otros como yo, llegamos a primera hora del domingo.

Jesús de Candelaria "Cristo Rey"

Portada del folleto «Los Siete Viernes» de Candelaria.

Pasaron 15 años para volver a tener la oportunidad de llevar en hombros a la Consagrada imagen de Jesús de Candelaria, «Cristo Rey», el «Nazareno moreno«. Aún no llega el Jueves Santo de este año y las ansias ya son tremendas.

Tuve que inscribirme como «nuevo», pues los tiempos cambian y ahora la tecnología ha facilitado la inscripción de los cargadores. Mi contraseña antigua ya no sirvió para nada más que evocar muchos recuerdos de los años 90’s.

Fueron aproximadamente 4 horas y media las que hice cola con la ilusión de inscribirme nuevamente y adquirir un turno. No obstante, ni el dolor de pies, ni lo inclemente del sol, el hambre y muchas situaciones más, hicieron mella en mí.

Varias cosas influyeron para que tomara la decisión de nuevamente participar como cucurucho en una Semana Santa. Resultará un poco ambiguo, pero dejé de ser cucurucho hace 15 años, solamente en actividad, porque definitivamente siempre lo he sido en mi interior.

Las razones no las contaré, pero sí quiero compartirles que la alegría de ver a mi hijo, desde el año pasado participando activamente en varios cortejos procesionales, me inspiró.

Fui «Aspirante» en varias procesiones y al verlo a él en las filas, recordé muchas cosas de niño y aún más grande, caminando por las calles de la ciudad, acompañando a «Cristo Rey«, particularmente.

Con rosario en mano y solamente escuchando el sonido ambiente de la gente, las orquillas, el arrastrar de los zapatos de los cargadores, el timbre, las voces de los timoneles, sentir el olor exquisito y relajante del incienso y el corozo.

Tantas cosas, pero principalmente ver la «Serena mirada» de Jesús de Candelaria y agradecerle tanto favor recibido en toda mi vida, fueron las que me empujaron a nuevamente participar en otro «Jueves Blanco«.

Así es que nuevamente nos veremos en las filas. Pero no quisiera dejar por un lado mencionar la importancia del «Triduo Pascual«. Los oficios de nuestra iglesia son muy importantes y en los llamados «Días Grandes», se debe participar con alegría.

La Semana Santa en familia es algo sencillamente imperdible. Hace 15 años no estaba mi hijo. Ahora que está, tendré el lujo de acompañarlo en filas y que él me acompañe. Ambos con «Cristo Rey», «Jesús de la Merced», «Jesús de San José», etc. pero principalmente con Dios en nuestros corazones.

¿Y tú hermano Cucurucho, tienes una historia o vivencia que contar? ¡Compártela en nuestra sección Anécdotas!

Author: Esvin Lopez