Jesús de Chiquimula: el Nazareno que sudó sangre


“Padre Jesús del Calvario”

Así es como le conocen las personas mayores de Chiquimula a tan bella imagen de Jesús Nazareno del Calvario, sobre todo con respeto y devoción que el pueblo chiquimulteco le profesa, sabiendo que es muy grande en su humilde templo.

No se conoce el año, ni el escultor que realizo esta bella imagen de Jesús Nazareno del Calvario, sin embargo, ha estado desde los tiempos de la conquista, creyendo que lo llevaron los españoles, hay un relato oral muy antiguo que menciona que dicha imagen fue encontrada bajo la sombra de un árbol de esquisúchil cerca de donde hoy se ubica su iglesia, en el parque 20 de octubre.  Cabe mencionar que el árbol se secó, pero desde hace diez años volvió a retoñar y ahora pasados los años vuelve a florecer.

A Jesús del Calvario se lo quisieron llevar a la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, más conocida como de la Santísima Trinidad, retornando a donde está el árbol de esquisúchil, donde las autoridades eclesiásticas deciden edificar una Ermita donde se encuentra actualmente la Iglesia del Calvario, siendo esta una de las más antiguas que viene desde la colonia en función de Chiquimula.

Lo que sí es cierto es que este nazareno de tez morena, mirada serena es el consuelo y confidente de propios y extraños que se acercan a él para depositar sus penas, preocupaciones, problemas, dificultades, alegrías.

La devoción al Nazareno se remonta a los tiempos de la colonia, ya que la visita al Nazareno del Calvario formaba parte de las peregrinaciones a Esquipulas, con la ocasión de la celebración del Cristo Negro.   Las romerías en su largo caminar pernoctan en la ciudad de Chiquimula el día 12 de enero, para luego proseguir al día siguiente el viaje hacia Esquipulas.

De allí nace que la fiesta del Nazareno del Calvario se celebre el día 12 enero de cada año, misma fecha, pero del año de 1,746, cuando durante tres horas Jesús del Calvario sudo sangre en presencia de los fieles que estaban presentes, y que consta en los archivos de la Arquidiócesis de Guatemala.

Cabe también mencionar que en el 17 de enero del año 2,010 fuera consagrado, siendo párroco Fray Juan Pablo Lobos Mendoza, recibiendo los santos oleos de manos de Monseñor Rosolino Bianchetti, imponiéndole en manos, pies y frente las cruces de consagración.

El 16 de enero del año 2,011, por acuerdo municipal se le confirió el título de “Señor y Protector Perpetuo de la Ciudad de Chiquimula”

En el año de la Fe y año Misionero, el 20 de enero del 2,013 se le corona en acto solemne como Rey de Reyes, siendo fuente de fe para el pueblo. La corona tiene una perla, siendo esta representativa de la tierra de la perla de oriente.

La fiesta de Jesús del Calvario se celebra en enero de cada año permaneciendo en Velación con novenario de misas, contando con la participación de todos los grupos parroquiales, así como en el magno cortejo procesional.

Author: William Romero

Corresponsal de Cucurucho en Guatemala para Sacatepéquez.