Indulgencia | Marcha Fúnebre

Gracias al Beaterio de Belén por el apoyo en compartirnos estas bellas anécdotas.

Una vez autorizada por el Sr. arzobispo la buena nueva de la Consagración de Jesús Nazareno, uno de los colaboradores del Beaterio de Belén, inicia las gestiones para ver la posibilidad de que algún compositor extranjero de renombre compusiera una marcha dedicada a Jesús Nazareno por su Consagración. Después de entablar comunicación directa hasta la pequeña localidad de Trapani en Cicilia, Italia el 4 de julio de 2015 Monseñor Marco Aurelio González Iriarte envía misiva para solicitarla a lo que maestro Antonino Oddo acepta componer una marcha a la que meses más tarde nombra INDULGENCIA.

Enviando a Guatemala sus partituras y primera grabación el día 19 de febrero de 2015. El sueño se estaba concretando, sin embargo no estaba completo.

La tenacidad, entusiasmo y capacidad de organización de Monseñor Marco Aurelio González Iriarte hace que sin contar con fondos suficientes ni con un respaldo para afrontar todos los compromisos que se venían con los gastos de consagración, solo con su fe puesta en el Señor y con el firme propósito de confiar en su frase “Dios proveerá” hace que la noche del lunes 23 de marzo decida iniciar los trámites para traer a maestro Antonino Oddo, especialmente para que dirija la marcha de su autoría el día de la Procesión de Consagración.

La tarde del 26 de julio de 2015 la marcha INDULGENCIA es grabada para ser incluida dentro dela producción fúnebre que recopila las marchas dedicadas a Jesús Nazareno del Beaterio de Belén.

Un huésped distinguido, un miembro honorario de nuestra Comunidad pero más que eso un fiel admirador de Monseñor Marco Aurelio González Iriarte con quien desde aquel mes de marzo ya histórico, inician una entrañable amistad que ni la lejanía ni la distancia han sido impedimento para guardar gratos y memorables recuerdos.