Himno del Rosario viviente

HIMNO DEL ROSARIO VIVIENTE

Letra: Federico Virto. Presbítero. Música: Alfonso Méndez

CORO

¡VIVA!, ¡VIVA! Los Sacros pendones más arriba, hasta el cielo elevad, ¡Adelante subid corazones!, Se María a las plantas llegad.

 

La falange de Arcángeles bella Desde el cielo nos dice ¡Venid! ¡A María! ¡A María! Que es ella Quien les manda llamarnos ¡Salid!

En las salas del cielo espaciosas Para palmas del triunfo hay laurel ¡Adelante, luchar! Victoriosa nuestra sien ceñiremos con el.

Cual bandada de blancas palomas Mil hermanos de lejos se ven en el valle corriendo en las lomas ¿Quiénes son que tan dulce y sonriente Ante el mundo presentan su faz?

Es legión del Rosario Viviente Avanzada de amor y de paz.

Zapadoras del tren de batalla Donde quiera adelante estarán de las pampas al alto Himalaya en Zelanda, en Madrid en Teherán,

Son sus armas el Ave María, un misterio un solo cañón, disparando diez veces al día adelante la pía legión.

Es su mira el loor y la gloria De la madre de Dios inmortal Es por eso que alcanza victoria Su valiente virtud contra el mal.

Desde el triste destierro del mundo Hasta el cielo se eleva su voz Y por eso su ejemplo es fecundo Y por eso bendícelas Dios.

¡A las armas…! Mostrad el Rosario ¡Compañeras! ¡Alzad la oración! Es el triunfo seguro, si es diario, El pelar de la santa legión

No haya tregua jamás en la tierra Si queremos ceñir nuestra sien… ¡Guerra al mundo! A Luzbel guerra, guerra y a la carne ¡ la guerra también!

Adelante que el mundo es espacio Que se cansa en medir nuestro pie Conquistemos desde hoy el palacio Que a lo lejos arriba se ve.

Avancemos a marcha forzada Donde suena la voz del clarín ¡Compañeras! Se va la avanzada ¡No parar, no parar hasta el fin!

 

CORO

¡VIVA!, ¡VIVA! Los Sacros pendones más arriba hasta el cielo elevad, ¡Adelante subid corazones!, Se María a las plantas llegad.