Fray Miguel Angel Murcia: la identidad de un recoleto

Fray Miguel Angel Murcia (2)

¿Quién es Fray Miguel Angel Murcia? en el ámbito del cucurucho o devota, escuchar este nombre nos desplaza inmediatamente hacia el Templo del Santísimo Nombre de Jesús, conocido como «La Recolección». Pero no sólo estuvo en este templo, su labor como buen pastor que orienta a sus ovejas se vio reflejado en diferentes iglesias que han sabido mantener su legado, la manera de proyectar la religiosidad popular sin despegarse del verdadero significado de nuestras tradiciones. Fray Miguel Angel Murcia Su producción musical se concretó en 6 marchas fúnebres, siendo éstas: “Sudor de Sangre” dedicada al Señor Sepultado y estrenada en 1956; en 1958 estrena la marcha dedicada a la Virgen de Dolores, titulada “María La Penitente”; “Señor de Esquipulas” en 1959; en 1960 dedica “La Soledad” a la imagen de la Virgen de Soledad; “Jesús del Consuelo” tiene su marcha oficial en 1961; y por último estrena la marcha “Crucifixión” en 1964. Jesús del Consuelo: la inspiración de Fray Miguel Angel. Para componer “Jesús del Consuelo”, siempre tuvo presente la dulzura y tranquilidad de la mirada del Nazareno, mencionando que esta imagen brindaba una sensación de consuelo a quienes llegaban ante él. De hecho en uno de los primeros discos LP en los que se incluyó esta marcha, aparece una fotografía de Fray Miguel frente a Jesús del Consuelo. Fray Miguel mira al Nazareno en ademán de escribir la partitura de esta marcha, al fondo se ve el altar mayor del templo de La Recolección. Fray Miguel Angel Murcia (1) Sudor de Sangre: la pasión de Cristo en una sola Marcha Fúnebre. En una entrevista realizada en 1979, Fray Miguel indicó que la marcha “Sudor de Sangre” la dividió en tres partes inspiradas en los siguientes pasajes:
  • En la primera parte plasmó el dramatismo de los momentos previos a la muerte del Señor, imaginándose la expectación y el movimiento provocado por la muchedumbre que se dirigía al Monte Calvario a presenciar lo que sucedía.
  • Para la segunda parte se inspiró en el momento de la muerte de Jesús y sus últimas palabras: “Consummatum Est” –“Todo está consumado”-, tratando de reflejar el pánico que se apoderó de los presentes al temblar la tierra.
  • Finaliza la marcha inspirada en el supremo dolor y sufrimiento de María ante la muerte de su Hijo. Los Santos Varones bajan el cuerpo de la cruz y lo preparan para su entierro. Todo es silencio y tristeza.
No se puede dejar de mencionar que a la salida de las procesiones de Jesús del Consuelo y del Señor Sepultado, Fray Miguel unía las bandas que acompañaban a Jesús y a la Virgen y ubicándolas en el Altar Mayor, dirigía las marchas oficiales de esos cortejos. También es de recordar su profunda vocación mariana que lo llevaba a acompañar a las procesiones de las Vírgenes recoletas casi en la totalidad del recorrido. Cuando Jesús de La Merced pasaba al costado del templo recoleto en su procesión del Viernes Santo, Fray Miguel tomaba la batuta de la banda y dirigía “Sudor de Sangre”, demostrando en su rostro la alegría de escuchar su composición. Procesiones del ayer tiene uno de los materiales por demás interesantes, entorno a Fray Miguel Angel Murcia y su mensaje en la Semana Santa para un recoleto:

Acerca de Glen Garcia

Coordinador general de "Cucurucho en Guatemala" y "Cucurucho en El Salvador". Comunicador social, especialista en 'Marketing digital', experto en SEO y Cucurucho.