El último turno

Jesús Nazareno de los Milagros

Anécdota de Enrique

El ser cucurucho para mí es una tradición heredada a través de mi abuela; el hermano mayor de mi madre fue quien desde los 9 años me acompañó en las filas de hace ya 27 años…

Lamentablemente hace 2 años la muerte sorprendió a mi tío dejando tanto a mis primos como a mí muy tristes. Al llegar la semana santa me encontraba solo en la fila de domingo de Ramos para la procesión de Jesús de San José, (un año en el que quizá todos recordarán ya que se sufrió un retraso de muchas horas) al ir caminando llegamos a la capilla de las misericordias, el encargado de cambio de turno se acerca hacia mí y me llama para cubrir el brazo de un hermano que no había llegado.

Al empezar el turno y poner mi hombro en el bolillo sentí una sensación de mucha tristeza, cerré los ojos y al mismo tiempo sentí una mano en el hombro que me acompañó hasta terminar la cuadra, después de finalizar mi turno me incorporé a filas y es donde me doy cuenta que justamente estoy parado en el lugar donde muchos años antes llevé por primera vez a el rey del universo junto con mi fallecido tío que estuvo allí conmigo en ese entonces… No cabe duda que mi tío me acompaño por última vez ese día llevando en hombros a Jesús de san José.