El turno de una mujer con Jesús de la Merced


Anécdota de Isabella Sánchez. En el 2017 sería primer año cargando a Jesús de la Merced, fui a comprar mi turno con tanta emoción y con mucho amor, no podía esperar a ver mi turno, el día de la entrega me tocó el turno 19, que es el primer turno de damas, esta tan emocionada que desde las 4 de la mañana me movilicé hacia el parque jocotenango donde me tocaría cargar. Tan ansiosa estaba por poder cargar a Jesús que estaba en el auto con mi novio cuando el sueño nos venció, él se despertó porque escuchó «Mater dolorosa», marcha con la que me tocaba cargar, solo me dijo ‘amor mater’, salí corriendo del auto pero el turno ya iba a media cuadra, el corazón se me rompió en miles de pedazos. Tenía el turno 19 con la Virgen y cuando tomé mi brazo solo le decía que me perdonara por no haber cargado a su hijo. Cuando fue la entrega de turnos para el Tricentenario me llevé una gran sorpresa, pues me dio el Honor Salida de su Tricentenario, fui con él me arrodillé y me puse a llorar, pues me dio la oportunidad de poder llevarlo en mis hombros a mis 15 años.

¿Qué anécdota tienes guardada en tu corazón? ¡Este es un espacio para tertuliar de lo que tanto nos gusta! Compártela con nosotros:

Enviar anécdota aquí.


Acerca de Cucurucho en Guatemala

Este espacio es de libre opinión, por tanto, no significa que el proyecto Cucurucho en Guatemala comparta los ideales, testimonios o comentarios que en esta sección se encuentran. Los autores de las anécdotas son de propiedad de quien las envía y nosotros únicamente las publicamos.