El niño que hizo la Alfombra más hermosa del mundo para Jesús de Candelaria

El Jueves Santo, para quienes estuvimos caminando por el Parque Central, vimos una imagen que jamás hemos de olvidar; un atento cucurucho capturó con su teléfono el momento en que un niño de escasos recursos hizo, para muchos de nosotros, la alfombra más hermosa del mundo. 

¿Porqué la más hermosa del mundo? éste niño utilizó varios elementos de nuestra semana santa, como el corozo, flores moradas, ramos, espigas, entre muchas otras cosas más; pero todo era “residuo” de otras alfombras. 

Colocó su caja con que seguro iba recogiendo todos éstos materiales y cuidó con gran celo la alfombra que con mucho esfuerzo realizó él solo para Jesús de Candelaria. Aún mejor, éste niño tuvo el valor de hacer la alfombra en una de las calles más importantes del Centro Histórico: el cruce entre el Palacio Nacional de la Cultura y la Catedral Metropolitana.

Cuando pasábamos a ver su alfombra, naturalmente habían expresiones de confusión y otros que vimos este gesto como una de las más grandes manifestaciones de Fe que ésta Semana Santa nos haya dejado. El niño sonreía cada vez que señalaban su alfombra, como gesto de emoción. Además, solicitaba un apoyo económico a quien pudiese.

Lee También:
15 Razones para No ser Cucurucho
Estaba feo el adorno de la procesión de Semana Santa
9 consejos para superar la post Semana Santa

Podríamos sacar una infinidad de conjeturas e incluso lo que significa ésta fotografía, pero me abstengo a decir únicamente que Dios está en éstos niños, porque Cristo vino por los pobres, marginados y rechazados por la sociedad; vino por ti, por mí y por todos aquellos que realmente hacemos práctica el evangelio de Jesús: amar al prójimo como a ti mismo y ayudarnos los unos a los otros:

Niño de la Calle haciendo alfombra para Jesús de Candelaria. Foto: Luis Campos

¿Qué significa para ti ésta fotografía?, comenta, participa, compártelo ¡que todos los cucuruchos y cucuruchas aprendan de éste ejemplo de Amor a Jesús!