El arte de la cofección y bordado de túnicas y estandartes


¡Cucuruchos, cucuruchas, devotos y devotas! Cuantos nos hemos encontrado apreciando el paso de una procesión, de un nazareno, de un sepultado, de una dolorosa o alguna otra imagen de nuestra devoción y nos hemos quedado impresionados al ver tan hermoso rostro, tan hermosa mirada, tan perfecta talla. Contemplamos el adorno, contemplamos esos detalles del anda y hemos alguna vez escuchado a los que están cerca de nosotros o hemos dicho nosotros mismos: ¡Mirá que túnica mas linda!, ¡mirá que manto tan hermoso!, ¡mirá que tunicela tan delicada! Pues ahora detengámonos un momento y pensemos: ¿Cuánto tiempo se habrá requerido para ese bordado?, ¿Cuántas horas de desvelo habrán tenido los bordadores para culminar ese trabajo? ¿Te lo puedes imaginar? ¿No ha pasado por tu mente en este preciso momento la imagen de un hombre o de alguna mujer sentados trabajando en su máquina de coser?

¿Que te parece cucurucho si hablamos un poco de éste arte?

vamos a hablar de un bordador que como tu y como yo, es un cucurucho que no se quita su túnica. Tuve la oportunidad de conocer allá en Santa Inés del Monte Pulciano a Juan Carlos Campos, cargamos juntos ese segundo domingo de cuaresma y desde ahí, como todo buen cucurucho inició una gran amistad.

Túnicas y estandarte bordados 2016

Túnicas y estandarte bordados 2016

Nos habla Charlie como se le conoce de cariño sobre sus inicios en este bello arte “Mis inicios fueron hace 16 años, siendo un niño. Por ser mitad guatemalteco, siempre he estado conectado con la tradiciones religiosas de la época cuaresmal y ese fue mi incentivo para ir adentrando más en el conocimiento del bordado sacro. Por mi relación con mucha gente que está involucrada en el ambiente de adornos de procesión, elaboración de imaginería devocional procesional y el mismo arte del bordado, he ido adquiriendo los conocimientos necesarios para la elaboración de las vestimentas que lucen las veneradas imágenes en su caminar anual de la época cuaresmal y de Semana Santa”.

¿Te imaginas como se sentirá iniciar un nuevo proyecto y verlo terminado? y saber en el caso de los bordadores que alguna hermosa imagen lucirá ese trabajo que le ha llevado días y quizás meses de dedicación? Esa pregunta se la hicimos a nuestro hermano y nos comentó: “La sensación al inicio de una túnica es como de incertidumbre, porque no sabes como quedará el proyecto. Se hace el boceto, se preparan moldes, etc. y comienza la ilusión de como va a quedar al final. Cuando ya está terminado es algo único, porque ves por completo el trabajo de horas y horas, incluidos desvelos en el conjunto total de la obra que has realizado; lo mas emocionante e indescriptible es ver como el trabajo bordado es portado por la venerada imagen en su anda procesional; y no hay palabras para expresar el sentimiento y la emoción que se experimenta al ver a la imagen y ver las miradas de los fieles centradas en esa imagen; saber que uno es parte para mover esos sentimientos profundos de fe, de amor y de máxima devoción”

Bordado elaborado por Charlie Peñarreal

Bordado elaborado por Charlie Peñarreal

¿Te has imaginado cucurucho y devota obsequiándole una túnica o un manto a la imagen de tu devoción?

Te compartimos los datos de nuestro hermanos Ramón Juan Carlos Campos Peñarreal, propietario de Taller de bordado La Merced para que puedas conocer más sobre el proceso y los precios de túnicas, tunicelas, mantos, estandartes, etc. Su página de facebook “Taller de bordado La Merced” o bien a su perfil personal “Juan Carlos Campos (El tejedor de oro)” así como podrás contactarlo al movil (502) 5673-1305 en Guatemala y al (503) 7176-7771 en El Salvador.

eventos

Parte del extenso trabajo realizado por Charlie están los trabajos a: Hermandad de Jesús Nazareno de los Vía Crucis de Sonsonate, Hermandad del Señor Sepultado y Santísima Virgen de La Soledad del Templo de la Escuela de Cristo, Hermandad de servidores de Jesús y María de Chinameca en San Miguel, Hermandad de Juayúa, Hermandad de Cristo Rey de Santa María en Usulután, Hermandad del Santo Entierro de Cristo de Uslután, Hermandad de Caballeros del Santo Entierro de Moncagua en San Miguel, Asociación de Damas Dolorosas de Moncagua, Cofradía del niño del Santísimo en Ciudad Vieja, Sacatepéquez, Cofradía de Santo Domingo de Guzman, Mixco, entre otras, así como trabajos realizados no para hermandades ni cofradías, pues han sido para imagenes de devoción particular o familiar.