Inicio » Galería » Sesiones Fotográficas » Dolorosa del Manchén, la Señora de los ojos de cielo

Dolorosa del Manchén, la Señora de los ojos de cielo

Hace unos años, Cucurucho en Guatemala tuvo una sesión muy íntima con la Dolorosa del Manchén, fue breve, pero muy especial. Al preparar el material, no sabíamos cómo poderlo compartir a esta gran comunidad; pero al buscar en nuestro correo en la bandeja de “anécdotas”, nos encontramos con estas palabras.

Sin pensarlo dos veces, decidimos que este verso debe ir acompañado de las fotografías que nuestra Señora la Virgen Dolorosa del Manchén nos regaló.

Así pues, en su aniversario de consagración y coronación, dedicamos este espacio a la segunda imagen consagrada de América, a la ‘mamá de Jesús de la Merced, el Patrón Jurado’.

Anécdota de: cucurucho de la Dolorosa del Manchén.

Dolorosa del Manchén, que a los pies de Jesús de la Merced fue coronada y consagrada, imagen con quien el Hermano Pedro conversaba, dolorosa consagrada, aquí un pequeño verso que de mi boca sale para endulzar tu corazón, y dejarte en una patena de oro mi ruego y mi amor:

Dichosos los ojos que vieron tu coronación, 

de quien fuera en la historia un hermoso momento de oración.

Mi señora de dolores, mis ojos de cielo,

no sufras tanto, ven aquí conmigo que con gran celo

te he de cuidar como la reliquia más hermosa,

así como un hombre protege a su esposa.

Este amor es tan puro porque me quieres tanto,

que a la vez eres mi madre, y a la vez eres mi llanto.

tu historia se ignora, tu devoción se olvida, 

pero quien a tomar por tu hijo acoges, siempre regresa y te admira.

Mis ojos de cielo, mis ojos azules, 

que los historiadores te describan y los eruditos describan para que te congratules,

pero lo que tú y yo hablamos nadie lo sabrá,

tus anécdotas leerán y tu apuñalado corazón triunfará.

En tu capilla a lo lejos te veo diariamente

¡cómo quisiera verte a los ojos fijamente!

y así ruego constantemente

que mis plegarias queden sobre tus pies devotamente.

Dolorosa del Manchen by Geral Maribel (2)

Estas inspiradoras palabras, ¿a quién no hace enamorarse de la Dolorosa del Manchén? y así como este ‘cucurucho’, te invitamos a que la visites, ahí está ella, en su capilla en la Parroquia de San Sebastián. ¡Envíanos tu anécdota! nos gustaría compartirla.

Enviar mi anécdota aquí.