Inicio » Noticias » El diseñador gráfico en la religiosidad popular

El diseñador gráfico en la religiosidad popular

El diseñador gráfico es de las personas clave para que ese mensaje envuelto en palabras se transforme creativamente en piezas gráficas, y muchas hermandades, cofradías y asociaciones han apostado en darle por fin, el lugar que se merece.

Publicaciones en diarios oficiales, prensa local, pancartas, mantas, etc. Todo un universo de posibilidades que puedan lograr llegar a la audiencia y motivar la participación de la feligresía a través del ATL, BTL e impresión gráfica.

Los recursos económicos dentro de una organización van en un buen porcentaje orientados a la propaganda “en papel”, y es que poder palpar la textura, el aroma y la creatividad visual de un turno, programa, volantes y demás genera ese sentimiento de emoción en el cucurucho o devota.

El concepto, el significado y el mensaje

El significante y el significado de las palabras no tienen relación, sin embargo la excepción son las onomatopeyas, en las que las palabras tienen relación directa con lo expresado.

En la Cuaresma y Semana Santa, la semiología de la imagen es aplicada de manera persuasiva; al consultar con varios diseñadores, todos coinciden que la fotografía o ilustración es la que debe resaltar, es así como a través de éste ‘ícono’ gráfico la hermandad logra proyectar ese impacto sobre la persona que pueda apreciar toda una composición artística, en algunas ocasiones bien aplicada.

Ahí entonces se logra el objetivo: la atención de su público para luego, estar lista para recibir la cantidad de mensajes para ver, si en alguna de tantas actividades, logra asistir.

Es posible, que para elaborar un afiche, la mayoría no aplique alguna técnica de diseño, pues la gran parte de personas que los hacen no son profesionales de carrera en diseño gráfico o web, pues todo aporte es en su inmensa mayoría voluntario (para no decir ‘gratis’).

Cucuruchos que han analizado durante un tiempo el avance de la impresión de afiches coinciden que los matices informativos son importantes y debe prevalecer la estética a la hora de montar los textos.

Es algo complicado lograr quedar bien, entre los que quieren toda la información en un sólo afiche pero que a la vez quieran colocar suficientes figuras, símbolos o fotografías.

Mario Cruz, diseñador gráfico de los materiales impresos del Beaterio de Belén nos expone “Trato que el concepto sea basado más en resaltar la foto, para que cuando alguien tenga el afiche lo valore más por la foto y esta le transmita algo, y le provoque guardarlo o recortarlo”

El diseñador gráfico que ha elaborado múltiples artes para la Hermandad de Jesús de la Caída y otras organizaciones antigüeñas comenta: “personalmente me gusta hacer un diseño que refuerze o sirva de preparación para el mensaje de las andas. Quizá por dedicarme a la publicidad, siento que el afiche debe generar la expectativa o curiosidad para que el devoto (o no devoto) se acerque”.

La participación y la oportunidad de explotar la creatividad:

Además agrega, “que confíen en mi creatividad y no me limiten. Hay hermandades que tienen y trabajan muy bien una identidad gráfica, pero hay otras (la mayoría) que en realidad no saben lo que quieren y mucho menos lo que quieren comunicar.” puntualiza. 

El diseñador que es cucurucho:

El que es cucurucho sabe de su tradición y por ende, sabrá cómo transmitir ese mensaje que las organizaciones religiosas necesitan.

Lo que las Hermandades esperan:

Fernando Bonilla, miembro de la Asociación de Devotos de la C.I. de Jesus Nazareno del Beaterio de Belén resalta muchos elementos que las hermandades esperarían trasladar a través de los mensajes hechos imagen: “el texto depende, nosotros sacamos dos versiones (Beaterio de Belén), uno que es informativo de todas las actividades; entonces se resume toda la cuaresma y asi es nuestro pregón. Lo mejor lo dejamos para el final con un afiche de la mejor foto de la virgen y la mejor foto de jesus en donde centramos únicamente la procesión; ahí va más para llamar la atención y no que la gente lea.

El texto debe ser en este caso mínimo para causar el impacto deseado, por ejemplo, nosotros dejamos libres las fotos para que la gente al pasar las actividades pueda cortarlos y tener un pequeño cromo de Jesús o la Virgen. También el contraste de colores y una letra legible también es importante”, finaliza.

Las redes sociales, el diseño gráfico y la difusión de la piedad popular

Las publicaciones en Redes Sociales son nuestro escaparate diario y donde tenemos la oportunidad de destacar por encima de nuestros competidores en un mercado cada vez más saturado.

Disponemos de apenas unos segundos para captar la atención del usuario, de ahí que debamos trabajar mucho la calidad de nuestras acciones y más concretamente, la calidad de nuestros diseños.

Hasta el 90% de lo que recordamos se basa en impactos visuales, por lo que realizar una composición atractiva y elegir correctamente las imágenes, puede ser vital para alcanzar al usuario y que éste nos elija frente al resto. Si además pretendemos que lo que publicamos sea compartido y pueda llegar a viralizarse, un buen diseño será nuestro gran aliado.

Para ello hay que prestar atención a varios detalles, cada red social tiene unas características distintas, si nosotros realizamos acciones en varias, es muy conveniente adaptar el diseño a cada una de ellas, debemos tener en cuenta el tamaño o la posibilidad de añadir más o menos texto.

La creatividad y la originalidad son puntos clave, como hemos comentado, existe una competencia voraz en el mercado y será importante nuestra capacidad a la hora de realizar un diseño diferente que sea capaz de emocionar y de hacer actuar al usuario.