Dios por medio de Jesús de la Caída me hablo en mis sueños

Jesús de la Caída, Adorno cuaresma 2007. foto: Victor Arriaza

(texto original de Francisco Illescas)

En mi familia siempre se hace una sola alfombra, que era la que mis abuelos hacían para el paso de la milagrosa imagen de Jesús Nazareno de la Caída de San Bartolomé Becerra.

Lee También:

Dios por medio de Jesús de la Caída tocó el vientre de mi esposa

Un milagro inesperado con Jesús de la Caída

Cómo ser Socio de la Hermandad de Jesús de la Caída

Mi madre me cuenta que para un cuarto domingo de cuaresma del año 2007, se encontraba en el mercado cuando escuchó al oído que alguien le decía “cómprame flores”, ella se volteaba y no miraba a nadie. Ella pensó que estaba mareada o algo, por lo que continuó sus compras hasta que escuchó la misma voz otras 2 veces, por lo que interpretó: “¿Jesús eres tú el que me esta hablando? y se fue rápido a pedirle dinero a mi papa. Él le dio solo un poco, pues no tenia mucho y le dijo “tal vez mas tarde venda más y te doy otro poco“.

Ella regresó y compró pino y flores, al momento volvió a escuchar al oído esa voz, pero ésta vez le dijo: “se van a vender 2 baterías de carro grandes” (mi papá tiene una tienda de repuestos y baterías de carros) y regresando a la casa, mi papá llama que si habían mas baterías en la casa por ya había vendido 2 y querían una más. Mi madre empieza a llorar y le cuenta lo que le sucedió en el mercado y mi padre le dice “anda de regreso y comprá más flores“.

Mi madre fue y trajo más flores, entrando a la puerta estaba cuando se encuentra a mi tío y le dice “aquí están los corozos que me pediste“; mi mamá confundida le dice “¿cuáles corozos?”; mi tío responde “pero si me llamaste para pedirlos” .

Mi tío cuenta que el recibió la llamada y en el camino se encontró con un viejito que se le miraba en su cara el cansancio y el agobio del día de trabajo, por lo que le compró los últimos dos corozos, mi tío resalta que el señor estaba muy agradecido porque ya estaba cansado de su jornada y claro, por su edad. Mi mamá llora de la conmoción y nos cuenta a todos lo que le sucedió.

Se acercaba el tan esperado Quinto Domingo de Cuaresma y una noche antes mi mama sueña con Jesús de la Caída y cuenta que él mismo le habla y le dice “prepárate, por que mis ánimas te van a visitar” a lo que mi madre se asusta y de levanta del sueño. Ese Domingo empieza a preparar la alfombra y cuando Jesús de la Caída se empezaba a acercar, mi madre nota que al frente del adorno procesional iban personas quemándose, simbolizando el santo purgatorio y se leía el mensaje “oh Jesús mío, líbranos del fuego del infierno“, un momento que jamás olvidará.

Mi madre cada vez que recuerda el sueño, empieza a llorar; siempre me cuenta éste relato y por eso, de ahora en adelante, la alfombra la hacemos en memoria de mis abuelos y de toda la familia que ha partido a los brazos de nuestro Señor.

¿Qué mensajes has recibido? cuenta tu anécdota.

Contar mi Anécdota aquí