Mi devoción a Jesús del Consuelo

Desde que tengo Memoria mis papas me llevaban a ver la salida de su Cortejo Cada Sábado de Ramos. Entonces para mí era unicamente una procesión mas de la tan esperada semana santa.  Recuerdo que nunca había cargado en ninguna procesión del centro y anhelaba mucho hacerlo.

Un año, no recuerdo bien la fecha, en sábado de ramos llovió como nunca y la procesión tuvo que entrar antes de su hora y yo estaba muy triste pues ese día no había podido ver su salida. Al año siguiente me pasó exactamente lo mismo, la lluvía no me permitió verlo.

Lloraba como pequeñita por que ya habían pasado dos años sin ver esa mirada dulce frente a mis ojos.

Al año siguiente fue un momento especial fue cuando me dí cuenta que Él era el nazareno de mi devoción, que al momento de sentirme mal y necesitar de Él. Tan solo bastaba arrodillarme ante su dulce y tierna mirada y sentir ese alivio y Perdón.

Recuerdo que le prometí acompañarlo en la mayor parte de su recorrido cada sabado de mi vida y hasta ahora con su bendición lo he logrado.

Aún cuando mis papas y muchas personas me desalentaban. Estoy ahí y estaré siempre cada sabado de Ramos que me lo permita caminando detrás de mi Amado Jesus del Consuelo…

¿Cómo podrías describir tu devoción? compártela con nosotros, y la publicaremos en el sitio.

Enviar mi anécdota aquí.