De cuando el adorno del Cristo del Amor casi no se completa

Por: Edwin García, colaborador de Cucurucho en Guatemala.

Como dato curioso, el Viernes santo de 1985 tanto la procesión de Jesús de la Merced por la mañana como el santo entierro de Santo Domingo presentaron sendos adornos a base de flores naturales , por aquellos años-como sigue siendo ahora, había mucho celo en las asociaciones y hermandades respecto a mantener la secretividad y la sorpresa en el adorno y sus detalles.

Las flores del adorno del Cristo del amor fueron colocadas los dias miércoles y jueves santo pues eran claveles en su totalidad, todas las flores iban colocadas en armazones de madera con cedazo y para mantenerlas frescas durante el recorrido se designo a dos colaboradores para que fueran regándolas utilizando bombas de fumigación.

Hay una anécdota respecto a este decorado y es que por un error de calculo no alcanzaron las flores que se tenían destinadas para el anda del Señor, aun faltaba un tercio del anda por cubrir y no había mas flores, así las cosas el Presidente de la hermandad propuso ir a primera hora al Mercado de la Placita con la esperanza de encontrar vendedores y conseguir la flor que hacia falta sin embargo había otro problema: ya no había dinero pues el presupuesto del adorno se había utilizado por completo, ante eso el Presidente propuso hacer una colecta entre directivos y colaboradores siendo el quien primero dio su aporte.

A las 5 de la mañana salió un grupo al Mercado y consiguió el clavel faltante.

Para fijar las flores al cedazo hubo hermanos que se colocaron el en piso del anda e iban fijando con alambre clavel por clavel, trabajo sumamente minucioso, como producto de esa tarea hubo hermanos que presentaron problemas bronquiales al estar en contacto con la humedad durante muchas horas, aun así estuvieron durante todo el cortejo ese Viernes Santo.