Datos sobre la Inmaculada Concepción de Catedral Metropolitana (Parte III)


Llegamos a la tercera y última parte del texto «Datos sobre la Inmaculada Concepción de la Virgen María» de la Catedral Metropolitana, que muy amablemente nos compartió nuestro gran amigo Luis Pedro Villagrán.
Tradicional Rezado de la Inmaculada de Catedral Metropolitana en 2014. Foto: Challen Willemsen.

Tradicional Rezado de la Inmaculada de Catedral Metropolitana en 2014. Foto: Challen Willemsen.

Con este texto concluimos la víspera del Tradicional Rezado Procesionalde la Inmaculada Concepción de Catedral Metropolitana el próximo 9 de diciembre.
«Dentro de las melodías dedicadas a tan singular imagen se incluyen el “Himno a la Inmaculada de Catedral”, de Manuel Martínez Sobral; “A la musa de Murillo”, de Víctor Manuel Lara Gaitán; “Consagración de la Inmaculada Catedralicia”, de Julio Francisco Trujillo; y “Conchita” y “La Inmaculada Concepción”, de Luis Pedro Villagrán Ruiz. Su son oficial a la salida es “El Carnicero”, de Alfredo Dávila Rendón, y a la entrada, “Martín Cola”, de Lara Gaitán.
El mensaje catequético será “Madre de la Iglesia” cuyo adorno fue en el 2014. El encargado general de las actividades, indica en el reverso del programa del rezado: “La Maternidad de la Virgen María tomó una nueva dimensión en el monte Calvario, donde engendró ese día a una nueva familia: al pueblo de Cristo. Jesús mismo estando en la cruz y antes de morir nos confirmó a la Virgen María como madre de la familia de Dios, al entregar a su madre a San Juan Apóstol, el discípulo amado en quien estaba representada toda la humanidad”.
Acompañan el cortejo moros, gigantes, ángeles y arcángeles, y la banda filarmónica dirigida por Willver J. Hernández Castillo, quien desde el año 2000 se encarga de armonizar el rezado con marchas, sones y alabados.»
Cabe mencionar que Luis Pedro es el autor del son «Conchita», el cual es interpretado por la banda de músicos, única y exclusivamente en el turno de la 1a. a la 2a. Calle «C» sobre la 1ra. Avenida. Así que reiteramos la invitación a que puedan acompañar el cortejo no solamente en este turno, sino en su totalidad. ¡Disfruta y comparte!
Si te perdiste la primera parte puedes leerla aquí, y la segunda parte aquí.

Author: Esvin Lopez