Cuarto domingo de la Corona de Adviento, 21 de diciembre de 2014

Corona de Adviento en el cuarto domingo. Foto: http://recoleccion.wordpress.comFinalmente llegamos al cuarto domingo del rezo de la Corona de Adviento, el 21 de diciembre de 2014. Y los cucuruchos ya estamos preparados para el nacimiento de nuestro Señor Jesucristo.

Como en los domingos anteriores, nuevamente te compartiremos un esquema de cómo debes rezar en este cuarto día del rezo de la Corona de Adviento.

(Se entona algún canto y se saluda. Puedes revisar estos enlaces) 

Todos. Se hace la señal de la cruz.
Guía. “Nuestro auxilio es en el nombre del Señor”
Todos. “Que hizo el cielo y la tierra”

Liturgia de la Palabra.
Primera lectura: Rm 13, 13-14 “Conduzcámonos como en pleno día, con dignidad. Nada de comilonas y borracheras, nada de lujuria ni desenfreno, nada de riñas ni pendencias. Vestíos del Señor Jesucristo”, “Palabra de Dios”.
Todos. “Te alabamos Señor”.

Segunda lectura: 2 Tes. 1, 6-7 “Es justo a los ojos de Dios pagar con alivio a vosotros, los afligidos, y a nosotros, cuando el Señor Jesús se revele, viniendo del cielo, acompañado de sus poderosos ángeles, entre las aclamaciones de su pueblo santo y la admiración de todos los creyentes”. “Palabra de Dios”.
Todos. “Te alabamos Señor”.

Guía. Ven, Señor, no tardes.

Todos. Perdona los pecados de tu pueblo.

Encendido de las cuatro velas.

Guía. Bendigamos al Señor. (Todos hace la señal de la cruz mientras dice: “Demos gracias a Dios”.

Humildad y gloria.
El Nacimiento de Jesús.

Guía. Lectura del Evangelio según San lucas (2: 6-7) “Y sucedió que, mientras ellos estaban allí, se le cumplieron los días del alumbramiento, y dio a luz a su hijo primogénito, le envolvió en pañales y le acostó en un pesebre, porque no tenían sitio en el alojamiento”. “Palabra de Dios”.
Todos. “Gloria a ti, Señor Jesús”.

Meditación.

La Virgen y San José, con su fe, esperanza y caridad, salen victoriosos en la prueba. No hay rechazo, ni frío, ni oscuridad, ni incomodidad, que les pueda separar del amor de Cristo que nace. Ellos son lso benditos de Dios que le reciben. Dios no encuentra lugar mejor que aquel pesebre, porque allí estaba el amor inmaculado que lo recibe.

Nos unimos a la Virgen y San José, con un sincero deseo de renunciar a todo lo que impide que Jesús nazca en nuestro corazón.

Tiempo de silencio/Tiempo de intercesión
Padre Nuestro/Ave María

Oración final.

Derrama Señor, tu gracia sobre nosotros, que, por el anuncio del ángel, hemos conocido la encarnación de tu Hijo, para que lleguemos por su pasión y su cruz a la gloria de la resurrección. Por nuestro Señor Jesucristo.

Todos. Amén.

Queridos hermanos cucuruchos y católicos en general. Hemos llegado a la culminación de un año calendario más, pero las actividades del Año Litúrgico están en pleno apogeo. Desde la comunidad Soy Cucurucho Luz, deseamos una muy feliz Navidad y un próspero Año Nuevo 2015. Así sea.