Inicio » Imaginería » Jesús de la Merced 300 años » Crónica del Tricentenario de Consagración de Jesús de la Merced (Parte 1)

Crónica del Tricentenario de Consagración de Jesús de la Merced (Parte 1)

El calendario marcó el Sábado 5 de Agosto de 2017 como la fecha de la Procesión Conmemorativa celebrándose los 300 años exactos de Consagración de Jesús Nazareno de la Merced.

2017 fue un año de muchas emociones y sentimientos encontrados. El Viernes Santo nos preparaba diciendo la alegoría “Hay un tiempo señalado para todo” y pues llegó el día de acompañar a Jesús de la Merced en la Procesión Conmemorativa por su Tricentenario de Consagración.

Jesús de la Merced la madrugada del 5 de Agosto 2017 (Foto: Jesús de la Merced – Parroquia la Merced Oficial)

Algunos devotos no pudimos dormir y recibimos el día preparándonos para acompañar a Jesús de la Merced. Las puertas del Templo fueron abiertas a las 5:00 am y al ingresar nos llevamos una muy grata sorpresa.

Alegoría de la Procesión Tricentenario de Consagración (Foto: Jesús de la Merced – Parroquia la Merced Oficial)


Con la alegoría “Él es Jesús de la Merced“, el adorno fue perfectamente elaborado y fue un pequeño Homenaje a nuestro Patrón Jurado.
Al frente del anda se leía la frase central del Adorno, seguido de un Ángel muy bello, con rasgos humanos, sosteniendo el espadín que Rafael Carrera obsequió a Jesús de la Merced en 1856.

Ángel portador del Espadín dado a Jesús de la Merced por Rafael Carrera en 1856. (Foto: Jesús de la Merced – Parroquia la Merced Oficial)

Seguido de una imagen que se ha repetido y se repetirá por el correr de los años. Una dama llevando a su hijo, su nieto, frente a Jesús e inculcando esa devoción al Nazareno de Zuñiga que es tan especial y única.

La devoción a Jesús de la Merced viene de generación tras generación y eso quiso plasmar el adorno del Tricentenario. (Foto: Jesús de la Merced – Parroquia la Merced Oficial)


En el 3er. catafalco, al centro del Anda, el Nazareno Mercedario, bajo un muy hermoso y elaborado palio con el logo del Tricentenario, vistiendo la túnica, que según tradición oral, fue la que vistió ese 5 de Agosto de 1717 fecha histórica que fue consagrado.

Jesús de la Merced vistiendo la emblemática túnica de Consagración. (Foto: Jesús de la Merced – Parroquia la Merced Oficial)

Detrás de Jesús, 3 ángeles que representan la devoción que a través de los años hemos sido partícipes y testigos de la misma. Uno sosteniendo una batuta y una partitura, en representación de la infinidad de Marchas dedicadas al Señor de la Merced. El segundo sosteniendo la declaración de Patrón Jurado de Jesús de la Merced. Y el último con el tradicional ramo de flores que le ofrendamos a Jesús cada Martes Santo.

La Partitura de ¡Señor, Pequé! En alusión a las marchas dedicadas al Nazareno Mercedario. (Foto: Jesús de la Merced – Parroquia la Merced Oficial)


Por último pero no menos importante, otra de las sorpresas, la Santísima Virgen iba, como se leía en su palio, “Siempre Fiel” acompañando a Jesús de la Merced en tan importante fecha. Y recordándonos que la forma de llegar a Nuestro Salvador es a a través de María, su Madre.

Y finalizando el adorno, iba María «Siempre Fiel» siendo partícipe del Tricentenario acompañado a Jesús de la Merced como ha sido por décadas. (Foto: Jesús de la Merced – Parroquia la Merced Oficial)


Otro de los detalles que se observaban en el Anda, fueron los nombres que a través del tiempo le han dado a Jesús de la Merced y que han marcado su historia.

La leyenda de la Monja Francesa, hizo que Jesús de la Merced sea reconocido como “El Mero Mero” (Foto: Jesús de la Merced – Parroquia la Merced Oficial)

La primer misa dio inicio a las 5:30 con una Iglesia que no cabía un alfiler. El Padre Orlando Aguilar la presidió, y fiel a su estilo, nos dio detalles del anda y de la celebración que estaba por comenzar.

Momentos previos a la Sagrada Eucaristía. (Foto: Jesús de la Merced – Parroquia la Merced Oficial)



La segunda eucaristía tenía como invitado a Monseñor Óscar Julio Vian Morales (QEPD) y fue la Antesala al inicio del Cortejo.

Sigue leyendo ” Crónica del Tricentenario de Consagración de Jesús de la Merced” (Parte 2).