Cristo Yacente del Calvario: de la Urna al Catafalco

Yacente del Calvario, Viernes Santo de 1960. Foto Procesiones del Ayer

(texto original de Israel Santos)

La palabra “Catafalco”, de raíces italianas, se refiere a un túmulo solemne o funerario que es adornado con magnificencia y suele ponerse en los templos para las exequias solemnes. En cuanto su uso específicamente funerario, se refiere a un mueble alto, rectangular y elaborado a partir de material resistente que permite sostener con firmeza y seguridad un cadáver dentro o no, de un ataúd.

Por lo anterior, se le considera mobiliario de uso más duradero en el tiempo y reemplazado en períodos mucho más prolongados. Para el caso que nos ocupa, hemos recurrido a hacer una revisión del material fotográfico disponible que registra los últimos setenta años de procesión del Santo Entierro del Calvario. Hasta mediados de los años 50, era común que el Calvario siguiera la forma tradicional de procesionar a una imagen de Cristo Yacente: dentro de una urna con vidrieras y revestido con una túnica blanca.

En 1956, Fray Miguel Angel Murcia procesiona por primera al Señor Sepultado de la Recolección únicamente con un sudario y fuera de la urna que también poseía. Por tradición oral se sabe que dicha idea fue acogida con gran sorpresa por el pueblo católico y generó un impacto sin precedentes.

A partir de ese momento, la Recolección dio un giro e implantó un estilo inalterado hasta nuestros días. La sucesión de hechos, permitió que un año después, en 1957 el Calvario procesionara igualmente al Cristo Yacente, sin la urna tradicional que hasta un año anterior, el 30 de marzo de 1956 , venía utilizando de forma regular durante muchos Viernes Santos. El hecho de exponer al aire libre la Sagrada Imagen del Cristo Yacente del Calvario dio lugar a preparar dentro de los adornos, espacios más convenientes, dignos y elegantes para dar esa sensación de sueño o reposo al Cristo Yacente.

Galeria Yacente de el Calvario creada por Israel Santos de las fotografías de Procesiones del Ayer 1

Es así que el Calvario empezó a utilizar este elemento mobiliario llamado catafalco. Los primeros, fueron acondicionados en los decorados para dar una apariencia visualmente regia y contundente que a su vez, aportaría a construir el imaginario del Santo Entierro del Calvario como el entierro de un dignatario.

Posteriormente, quizás por la necesidad de portabilidad, los catafalcos se convirtieron en muebles utilizados tanto para las andas procesionales como para las actividades de culto interno.
Es por ello, que surgieron, el famoso catafalco de “patas de león”, un elegante mueble al estilo Luis XV, con detalles pintados con dorado. De igual forma, el catafalco estilo barroco con festones colocados en sus cuatro lados y una apariencia más cercana a la de un ataúd.

Finalmente, en los años ochenta aparece el catafalco en forma de copa, con líneas mucho más sobrias y generalmente pintado de color blanco hueso. El dinamismo de uso de estos tres emblemáticos muebles permitió que por décadas se les viera de forma frecuente y regular hasta 1988.

galería Yacente de el Calvario creada por Israel Santos de las fotografías de Procesiones del Ayer 2

A partir de los años 90, se produce la eclosión de una nueva estética de los adornos del Calvario que tristemente cortó de tajo muchos elementos distintivos que otorgaron identidad y diferenciación al Santo Entierro del Calvario, tal el uso de los catafalcos y no nos referimos a aquellos desechables sino a mobiliario de mayor calidad y de uso específico para el Cristo Yacente.

La necesidad de llenar un anda mucho más grande y de mostrar propuestas, muchas veces plagadas de elementos de poco valor artístico, generaron un desfavorable olvido histórico que privó a las nuevas generaciones de admirar un estilo de decoración propio de la Hermandad Cruzados de Cristo.

Siendo la esperanza, la última virtud en perderse, deseamos que en un futuro no lejano se retome y se revalorice estos elementos creados para rendir un tributo a la muerte de Nuestro Señor.

Lee También:

La Urna de Sevilla con el Sepultado de el Calvario

De cuando Cristo Rey, La Merced y el Calvario llegaron a la Pantalla Grande

Mis Bodas de Oro en la Merced Guatemala