Cosas que no sabías sobre la Imagen de la Virgen de Fátima de los Heraldos del Evangelio

Vitral de la virgen de Fátima

¿Cómo has de negarte a ésta mirada? ver a ésta hermosa imagen de la Virgen de Fátima deja sin palabras a toda lengua y convierte a cualquier corazón resentido y obscuro. Pero ¿qué esconde ésta imagen para derretirnos al contemplarla?, la forma con que elaboran ésta imagen definitivamente confirma que nuestra Señora de Fátima se puede manifestar su amor y bondad a quien se acurruca a su devoción.

Los Heraldos del Evangelio son una “Asociación Internacional de Fieles de Derecho Pontificio, la primera a ser erigida por la Santa Sede en el tercer milenio, acontecimiento que se realizó por ocasión de la fiesta litúrgica de la Cátedra de San Pedro el 22 de febrero de 2001. Mayoritariamente integrada por jóvenes, la Asociación actualmente se haya presente en 78 países. Sus miembros de vida consagrada practican el celibato y se dedican íntegramente al apostolado, viviendo en casas destinadas específicamente para hombres o para mujeres que alternan vida de recogimiento, estudio y oración, con actividades de evangelización en las diócesis y parroquias haciendo especial énfasis en la formación de la juventud”, éstos se autodenominan “Custodios de la Virgen“, y vaya si no lo son; pues trabajan enfocados al gran mensaje de María en su aparición en Cova de Iría con gran misticismo, que con sólo entrar a las casas de la Campaña se siente aquea caricia subliminal con que Nuestra Señora nos da la bienvenida.

Monasterio de San Benito, Rio de Janeiro, Brasil

En Brasil, existe un monasterio en donde varios miembros de ésta congregación han dado sus votos de castidad y empeñados a tener una vida eremita mantienen así una vida de profunda oración y meditación.

Antes de salir la primera imagen de la Virgen de Fátima de los Heraldos del Evangelio, éstos le preguntaron en vida a la Beata Lucía dos Santos si podría describir cómo era la Virgen María. En un momento de éxtasis, Lucía empieza a describirles con tal detalle, como si en ese momento estuviese viendo a nuestra Señora. Los trabajos no esperaron para elaborarla por manos de los Heraldos del Evangelio, al terminarla llevaron la imagen a la hermana Lucía dos Santos… ese momento tan especial en que la mirada de Lucía fue de tal reconocimiento que sonrío y dijo: “Ella es Nuestra Señora”.

Así nace el taller de imaginería de los Heraldos del Evangelio, que antes de elaborar una de ellas, se preparan espiritualmente con momentos de meditación y oración constante. Lo especial es que si no se sienten listos, no se atreven a inmortalizar la imagen de la Virgen de Fátima, sea en un cuadro, imágen o artículo religioso. Ellos han realizado además de la Virgen de Fátima, el Sagrado Corazón de Jesús, la virgen del Rosario, entre otras advocaciones.

Una particularidad de los Custodios de la Virgen es que cada imagen peregrina que tienen en sus sedes apostólicas tienen el nombre de una jaculatoria; por ejemplo aquí en Guatemala, la Imagen del Inmaculado Corazón se le denomina “Nuestra Señora de la Confianza Triunfante”.

Asi pues, aquí el secreto de éstos soldados de Cristo sobre la imagen de la Virgen de Fátima, la más hermosa Señora que pude yo haber visto.